Rajoy y el PP dixit

Pues sí. Ha llegado el momento. El partido popular ha presentado a su candidato para las famosas elecciones europeas, y lo han hecho en un acto público, el cual ha sido una vacanal de alabanzas de unos a otros, y sobretodo, donde ha empezado la campaña para su nuevo candidato. La campaña del miedo . La campaña de Rajoy y el PP.

Efectivamente. El miedo ya era usado en la antigua Roma. Hay libros en los cuales se describe esta estrategia, que básicamente consiste en infundir miedo, miedo y más miedo contra un enemigo, y después aparecer como el único salvador. En este caso el enemigo es el psoe, y sobretodo el recuerdo del anterior mandato, durante el cual saltó a la palestra la actual situación de crisis y de sufrimiento. Y casualmente, ahora es el momento de recordar ese período, para así intentar hacer olvidar todas las desvergüenzas que esta organización ha cometido y que sigue cometiendo.


“en Europa ni nos respetan ni nos van a respetar”


Hoy, Domingo, me apetece escribir este artículo y analizar una por una todas las palabras que se dijeron ayer, porque pienso que no tienen desperdicio alguno.

– Señor Cañete: “volver a ser respetados en Europa” y del señor presidente dice “es un hombre valiente, sereno y que no cede a las presiones”. 

Es curioso que se atreva a hacer tales afirmaciones. Bajo mi punto de vista, en Europa ni nos respetan ni nos van a respetar. Somos unos más que nos encontramos al servicio de la gran potencia llamada Alemania, y punto.

Si cumples con todo lo que dicen sin rechistar, no es que te respeten, sino que en vez de azotarte, te dan una colleja de tanto en tanto. Para entender un poco más esto, pondré un ejemplo: Si un esclavo hace todo lo que le digas, no es que sea más respetado, sino que simplemente es más obediente, pero no deja de ser un esclavo. Y creo que tenemos bastantes argumentos para pensar que España no ha hecho nada en los últimos tiempos para ganarse el respeto de nadie, ni para merecerlo tampoco.


“Una persona que no asume ni enfrenta un problema de corrupción como el de su partido, es cualquier cosa menos valiente.”


Un gobierno que no es capaz de velar por sus ciudadanos, que solo hace crecer la miseria y la pobreza, y está al servicio de los grandes poderes económicos, castigando cada vez más a sus ciudadanos  con inútiles recortes por culpa de su mala gestión, no merece el respeto de nadie. Por ejemplo, Islandia sí que sería merecedor del respeto por parte de todo el mundo. Las políticas de Rajoy y el PP NO.

Por otro lado, el presidente es un hombre valiente, sereno y que no cede a las presiones. Para mi, una persona que es capaz de dar una rueda de prensa o algo similar, a través de una pantalla televisiva, para esquivar las preguntas de los medios de comunicación, es cualquier cosa menos valiente, propio de Rajoy y el PP.

Una persona que no asume ni enfrenta un problema de corrupción como el de su partido, es cualquier cosa menos valiente. Una persona que cede a todas las presiones de Alemania, de la patronal, de las grandes multinacionales, ni es valiente, ni sereno, ni nada de nada.

– Señora Cospedal: “es fácil: se trata de más Partido Popular y menos Partido Socialista”, “Se trata de más PP y más España, más PP y más Europa. Más PP y más progreso”.

Muy bien señora de Cospedal. Está claro, que después de su nefasta campaña en als elecciones generales, en la cual prometieron el oro y el moro y después no cumplieron una mísera parte, entiendo que ahora prefiera hablar más en términos generales de “vóteme a mi porque sí”, que intentar exponer algún argumento y una propuesta política en condiciones. Lógico, así no se retratan todavía más, después de todo lo que han sido capaces de hacer y de incumplir.

Señora Cospedal: “el socialismo, el comunismo y los nacionalismos son mirar al pasado“.

Es curioso que esta señora, haga estas afirmaciones tan alegremente, cuando su partido político tiene gran parte de sus raíces en una ideología pasada de infausto recuerdo. Me parece de un gran atrevimiento afirmar que la única ideología, actual, progresista y la única opción para votar en esta selecciones sea la suya, y sobretodo afirmar que el resto es mirar al pasado,  cuando quieren aprobar la ley del aborto más restrictiva de toda Europa, retrocediendo en el tiempo, y apoyada por una comunidad cuyas leyes son más antiguas y  obsoletas que el respirar, como es la iglesia. Seamos serios señora, sino tiene ningún argumento convincente para hablar,  le rogaría que mantuviera la boca cerrada, ya que nos haría un gran favor a todos.


Por favor, dejen de hacer el ridículo y presenten proyectos tangibles y con cara y ojos


 

– Señor Rajoy: ““Todo lo que no sea ganar sería retroceder en la recuperación”, “Todo lo que no sea ganar, sería retroceder en el camino de la recuperación”, “¿Cómo confiar en un partido que tiene tan grave conflicto con la realidad, que o bien se engaña a sí mismo, o pretende engañar a los españoles o las dos cosas a la vez?”.

Y por fin habló nuestro presidente. Es curioso que hable de engaños, el presidente del partido que accedió al poder gracias a un proyecto que ha incumplido por todos lados, justificándolo por la herencia recibida. Aunque yo siempre he sido de la opinión, que si pensabas que las cosas estaban de una manera, y luego la realidad ha sido otra, quizá lo más adecuado habría sido convocar elecciones otra vez, exponer la realidad y presentar un proyecto acorde a las circunstancias, y no tomarnos por tontos, hacer lo que le vino en gana amparado por una mayoría absoluta, que no olvidemos que fue conseguida por la confianza de todos los españoles, y encima ahora aprovechar las circunstancias para usar el miedo, y seguir engañándonos a todos alardeando que son el resto los impostores en esta historia, y no Rajoy y el PP.

Total, empieza la carrera de las europeas, comienza el juego de tronos, y sobretodo se da la salida a la carrera de la hipocresía y la falsedad, la desvergüenza y el intentar engañar otra vez al ciudadano. La carrera de Rajoy y el PP. Por favor, dejen de hacer el ridículo y presenten proyectos tangibles y con cara y ojos, y si no son capaces, retírense de una vez y dejen paso a gente capaz. Pero por favor, dejen de montar el esperpéntico espectáculo de todas las elecciones, en las cuales miran más por hablar del compañero, que en centrarse en sus propios proyectos.

Cláusulas suelo: otro ridículo gubernamental

No hay comentarios

Dejar respuesta