El PSOE cada día está más perdido en el abismo
Fuente: http://www.huffingtonpost.es/

Cada minuto que pasa, cada hora que se resta del reloj para las nuevas elecciones de este mes de Junio, el PSOE cada día está más perdido en el abismo que no parece tener fin.

Es complicado asimilar, como un partido de la experiencia y el calado del PSOE ha cometido tantos errores de bulto a lo largo de estos meses.

Errores que según las últimas encuestas, le están empezando a pasar factura, y que tal hecho se puede confirmar el próximo 26 J.

El PSOE ha pasado de ser el referente de la sociedad, el referente de la izquierda española, el referente de las políticas sociales a una especie de grupo dividido, sin estrategia, peleados entre ellos y que van de aquí para allá divagando y vociferando proclamas, frases hechas y lemas electorales que distan mucho de la realidad y que las personas de este país empiezan a tomarse con incredulidad y con la sensación de que los estrategas de su campaña electoral toman a los ciudadanos por algo similar a ignorantes (por denominarlo de una manera suave).


Pactar con Ciudadanos como primera opción, fue algo que ni siquiera un estudiante en prácticas de política cometería.


Todo ese resentimiento, todo ese espíritu de venganza, todo ese rencor que transpiran por cada uno de sus poros, no va a llevarlos más que a un largo camino de penurias con un final de lo más dramático. Pedro Sánchez cometió un error de bulto.

Pactar con Ciudadanos como primera opción, fue algo que ni siquiera un estudiante en prácticas de política cometería. La ideología del PSOE, social, “de izquierdas”, no permite un pacto con un partido neoliberal, que se autodenomina de centro pero que carga claramente a la derecha.

No puede renunciar a gran parte de su programa electoral por acoger un programa que lo que menos hace es mirar por las personas, después de 4 dolorosos años de gobierno popular. No. Ahí la cagaste amigo.

Quizá, la única opción que tenía Sánchez era pactar a toda costa con Podemos, y luego buscar el apoyo de Ciudadanos. Y dado que este no se habría producido por el odio visceral del señor Rivera a todo lo que tiene que ver con Podemos y Pablo Iglesias, ahí ya habría tenido la justificación para decir que lo había intentado, pero que no había sido posible, y salir reforzado para encarar estas nuevas elecciones.


La gente quiere que se moje señor Sánchez. Que se defina. Que decida con quien está dispuesto a formar gobierno, bien sea como presidente o bien como apoyo a otra formación.


Pero no. Optó por un camino plagado de cantos rodados y lo que es peor, que acaba en un precipicio sin fin después de una travesía larga y dura.

Señor Sánchez, sólo le queda dar la vuelta, desandar el camino andado, y buscar otra alternativa si todavía quiere tener alguna opción de llegar a su destino.

Es la única opción.

Pero da la sensación, que usted ha escogido intentar bajar por el precipicio, porque no quiere volver atrás, reconocer que se equivocó de camino.

Y cada día está resbalando más y más, hasta que en una de estas se caerá al vacío, y cuando quiera volver a subir para deshacer el camino ya será demasiado tarde. Para usted, y para toda la gente que todavía confía en su formación.

La gente quiere que se moje señor Sánchez. Que se defina. Que decida con quien está dispuesto a formar gobierno, bien sea como presidente o bien como apoyo a otra formación.

La gente ha perdido la confianza en usted, en su formación, y necesita hechos concretos, necesita saber a dónde va a parar su voto.


Basta de proponer maravillosas medidas, para obviarlas a las primeras de cambio con tal de pactar con alguien y ascender al poder.


Basta de ningunear a la gente, de pensar que las personas no ven, no escuchan, no leen. Basta de decir que Podemos y Rajoy son uno porque votan juntos.

No es verdad señor Sánchez, porque cada uno votó con sus argumentos y filosofía política, siendo consecuentes con la misma hasta las últimas consecuencias.

Cosa que usted no.

Y lo más triste, es ver que en eso, hasta el PP y el señor Rajoy le dan una pequeña lección.

Basta de decir que usted y su formación es el cambio, porque hay más formaciones y sinceramente señor Sánchez, con usted parece que no cambie nada.

Basta de proponer maravillosas medidas, para obviarlas a las primeras de cambio con tal de pactar con alguien y ascender al poder. Basta de querer complacer a todo el mundo, y de contradecirse con sus barones. Basta de política barata a la que tanto estamos acostumbrados.


Sinceramente, creo que usted, señor Sánchez, optaría sin ningún tipo de duda, por pactar con las fuerzas de izquierdas del cambio


Señor Sánchez, le falta carisma.

No es un buen orador.

No es expresivo.

No se le ve emocionarse cuando habla.

Por el contrario, le diré que me parece usted un idealista, un utópico, quizá la persona de su formación que más socialismo tiene por sus venas.

Pero mientras intente complacer a sus barones más liberales, se deje llevar por todas esas personas acomodadas en su poltrona e intente hacer lo que le dictan, está usted cavando su tumba y la de su formación.

Sinceramente, creo que usted, señor Sánchez, optaría sin ningún tipo de duda, por pactar con las fuerzas de izquierdas del cambio, ya que pienso que aunque no lo quiera reconocer, comparte más con ellos que con su propia formación.


Cada día que pasa pierde más espacio en la izquierda de este país, y cada día que pasa se está situando en un limbo que como decimos en este país, “ni chicha, ni limoná”


Pero mientras no de ese golpe de autoridad en la mesa, mientras no diga que quien se presenta a las elecciones es usted, mientras no deje claro que la cabeza que está en juego es la suya y tome el camino más acorde con la filosofía utópica de su formación, se está finiquitando como político e hipotecando a su formación con un crédito que le durará a lo sumo 4 años más.

¿Y sabe por qué señor Sánchez? Porque cada día que pasa pierde más espacio en la izquierda de este país, y cada día que pasa se está situando en un limbo que como decimos en este país, “ni chicha, ni limoná” y se está convirtiendo en el perro del hortelano que  “ni come, ni deja comer”.

Es la hora de la verdad señor Sánchez, posiciónese.

Y si quiere obtener un resultado un tanto digno en estas elecciones, diga de qué lado está.

Si del de una política de cambio social y de lucha por las personas, o si del lado de la política hipócrita e interesada de hoy es todo rojo, y mañana ya veremos si es naranja o azul.

Compartir
Artículo anteriorAfroDinero
Artículo siguienteLa eutanasia electoral
Rubén P.

Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse “por qué” es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse.
Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

1 Comentario

Dejar respuesta