Pintauñas contra las violaciones

La ciudadanía española se ha visto envuelta en una grandísima polémica, como viene siendo habitual en los últimos años cabe recalcar, tras el famoso “manual para prevenir las violaciones”.

Manual lleno de obviedades como: no hacer auto-stop ni recoger a desconocidos en nuestros vehículos, algo que, por cierto, está regulado por el Reglamento de Circulación y su legalidad es un poco dudosa, por lo tanto, obvio o no, es un consejo sin sentido tratándose del Ministerio del Interior, por otro lado, no pasear por descampados o zonas solitarias o, sencillamente, mirar alrededor a la hora de aparcar el coche.

Otros consejos de este manual, claman al cielo y pasan de ser un consejo a lo que llamaremos “ideas de bombero retirado”, para muestra un botón: contemplar la idea de comprarse un silbato que llevar a todos sitios y en caso de necesidad hacerlo sonar, seguro que haces desaparecer al futuro violador, no entrar en un ascensor si es ocupado por alguien desconocido, no poner el nombre de pila en el buzón en el caso de vivir sola y, por supuesto, echar las cortinas de tu domicilio.


Queríamos exponeros un proyecto que han desarrollado unos estudiantes de Química de la Universidad de Carolina. Se trata de un pintauñas creado a través de unos compuestos que detectan si hay algún tipo de droga en nuestra bebida


Como colofón final a este “manual”, tuvieron la feliz idea de dar unos consejillos para que, en el caso de que nada de lo anterior te haya funcionado, puedas salir airosa de la situación, entre ellos cabe destacar: tratar de huir y pedir socorro (ninguna mujer lo hubiera pensado), en el caso de que no puedas escapar, entabla conversación con el agresor que, con un poco de suerte, lo podrás persuadir y, si aun así lleva a términos su intención, no pierdas detalle de sus rasgos físicos.

En fin, dicho esto, creemos que las cosas caen por su propio peso, entrar a debatir en si pierden el tiempo en semejante insulto a la inteligencia humana cuando deberían invertirlo en menesteres de mayor importancia, es perder nuestro tiempo. Lo que está claro es que es mejor dejar caer el peso y la responsabilidad sobre la mujer en lugar de educar para que no existan violaciones y reforzar las leyes contra las violaciones.


La idea principal de estos cuatro jóvenes es la de poder ayudar a impedir aquellas violaciones de las que hablábamos al principio, pues el compuesto químico de este pintauñas está fabricado para detectar las principales drogas usadas para la violación.


Aun así y aunque no lo parezca, esto no era más que la introducción al tema que queríamos tratar, ligado al mundo de los avances. Queríamos exponeros un proyecto que han desarrollado unos estudiantes de Química de la Universidad de Carolina. Se trata de un pintauñas creado a través de unos compuestos que detectan si hay algún tipo de droga en nuestra bebida, simplemente, entrando en contacto con la misma, en caso positivo, el color del pintauñas cambiará dándonos a entender que la bebida ha sido adulterada.

La idea principal de estos cuatro jóvenes es la de poder ayudar a impedir aquellas violaciones de las que hablábamos al principio, pues el compuesto químico de este pintauñas está fabricado para detectar las principales drogas usadas para la violación.

Aún están ultimando detalles pues, por ahora, la fiabilidad de este producto decae cuando entra en contacto con bebidas ácidas o lácteos. Además, para seguir con este proyecto necesitan financiación, a pesar de que ya un inversor ha dado la friolera de 100000 dólares.

Estas son, señores, las dos caras de la moneda, por un lado, un gobierno que, con muy poca vista, actúa en consecuencia a lo que se espera de ellos y, por el otro lado, gente anónima que sigue luchando porque vivamos en un sitio más cómodo y mejor para todos.

¿Cuál es tu opinión? ¿Sería mejor que los gobiernos invirtieran en proyectos como este o mucho más avanzados si cabe o, simplemente, quedarnos con un manual del perfecto ciudadano?.

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta