Nuestra COMPI YOGUI democracia
Fuente: http://www.libertaddigital.com/ EFE

Han secuestrado nuestra democracia. Nos hemos quedado (si es que en algún momento lo llegamos a tener) sin nuestro bien más preciado.  Sólo nos hemos quedado (como en los últimos años) con las migajas de un sucedáneo de democracia, como es votar cada cuatro años y da gracias. Y esto para mi, bajo mi humilde opinión, es una humillación en toda regla. Nos hemos quedado con nuestra compi yogui democracia.

Vivimos en un país gobernado (como gran parte del resto del mundo) por el capitalismo.


Han secuestrado nuestra democracia. Nos hemos quedado (si es que en algún momento lo llegamos a tener) sin nuestro bien más preciado.


Un capitalismo voraz en el que sólo tiene cabida aquel que tiene capacidad de aguantar el tirón o en su defecto, el que tiene la suerte de no pinchar por el camino y mantenerse en el pelotón.

Las ideologías brillan por su ausencia.

Sólo existen partidos que buscan mantener el poder del capitalismo voraz (dígase el PP), para mantener su estatus y el de los amiguetes e importándoles nada y menos las personas, los capitalistas “moderados”  (como el PSOE) que dependen de amiguetes para mantenerse a flote, y por ello reparten migajas a la gente sin meterse demasiado en sus asuntos, los capitalistas “sociales” (como Podemos e IU) que intentan repartir el pastel en trozos más equitativos y lo que yo denominaría “los enjabonadores” (como Ciudadanos)


Seguimos ingobernados, con un “señor” en funciones que pinta menos que una brocha sin cerdas


que buscan arrimarse a todo el mundo en busca de poder y de hacer de alcahueta, intentando unir a los “moderados” y a los “voraces” con el fin de mantener su propia voracidad, moderándose para que no parezca lo que son, y de esta manera estar en dos sitios a la vez (hecho que sólo se produce en física cuántica) beneficiando a sus amiguetes y obteniendo poder, y a la vez repartiendo unas cuantas migajas con la finalidad de tener un discurso preparado para cada causa, que ya sabemos que “hombre precavido vale por dos”.

Por lo demás, seguimos pagando los de siempre.

Seguimos ingobernados, con un “señor” en funciones que pinta menos que una brocha sin cerdas y con unos partidos políticos que van poco a poco enseñando sus cartas, y marcadas o no, empiezan a ser de un gusto pésimo.

Para amenizar la partida, solo faltaba la maravillosa mediática que tenemos en este país, que no es por pensar mal, pero creo yo que unos cuantos deben tener apalabrado unos cuantos pluses extras en el caso que su partido correspondiente llegue al poder, y así completar el balance anual con algún que otro beneficio extra, que oiga usted, en estos momentos todo lo que venga de más, se agradece.


el bombazo mediático y del cual había que informar sin ningún tipo de cortapisas, es el yoguimensaje, ese en el que Leticia llama a un amiguete involucrado en tramas oscuras, compi yogui, convirtiendo nuestra democracia en una compi yogui democracia.


Digo todo esto, porque la situación vivida durante esta semana, empieza a ser un tanto exasperante. Está bien que haya que informar, pero en gran parte de medios, más que informar, se busca enterrar el capitalismo “social”, ese que no gusta a la mayoría que dispone del poder.

Que yo sepa, en los partidos políticos siempre hay tensiones, traiciones, deserciones e incluso discusiones internas en torno a la estrategia más aconsejable en cada momento, pero creo que esta semana, el bombazo mediático y del cual había que informar sin ningún tipo de cortapisas, es el yoguimensaje, ese en el que Leticia llama a un amiguete involucrado en tramas oscuras, compi yogui, convirtiendo nuestra democracia en una compi yogui democracia. 

Pero no, se ha preferido incidir en las discusiones, dimisiones e intercambio de opiniones dentro de la organización política Podemos.

Es más interesante de cara a la opinión pública sus discusiones en un momento político tan complejo, que los mensajes de apoyo de los componentes de nuestra intocable e hereditaria institución hacia una persona implicada en el uso de unas tarjetas opacas (black para ser más exactos) de una entidad que tuvo que ser rescatada con unos cuantos milloncejos de euros, y los cuales pagaremos nosotros (entre otras cosas, como los honorarios de nuestra institución).


Los medios que deberían difundir, criticar e informar sobre estos hechos, se dedican a distraer al pueblo con dimes, diretes y demás historias de camerino


No voy a entrar en el momento que está viviendo Podemos, pero sí que pienso personalmente que ha sido la formación política que ha actuado más en conformidad a sus ideales y sobretodo a su programa económico, evitando pactar con un partido como el de Rivera, debido a su política neoliberal que no es más que una extensión de la política de los amigos del PP.

Pero sí que tengo que decir, que esta semana ha parecido que la disparidad de criterios y de opiniones dentro de Podemos era asunto de estado.

Hace apenas unas semanas, se vivió en el PSOE una situación similar, y en ningún lugar oí hablar de Susanismo  o de Pedrismo, ni tampoco se trató el asunto de una manera tan incisiva.

Eso sí, Venezuelas, Iranes, Monederos, Tuercas y tal y tal, nos las conocemos todos de memoria.


Empiezan a archivar causas del amigo López-Madrid. Igual es para que no salgan más cositas de nuestra “imprescindible” institución.


En un país como este, que desde hace siglos ha tendido a la autodestrucción, y que se ha empeñado en hacerse el harakiri hasta cuando lo tenía todo a favor como en nuestro querido “Siglo de oro”, no estaría de más ser más críticos y más veraces a la hora de informar de las miserias de determinadas instituciones, ya que no hay cosa que me parezca más lamentable que tener la sensación que mientras  cada día unos nos levantamos a trabajar por un sueldo paupérrimo, otros se están “partiendo la caja” de todos nosotros, y que mientras algunos consideran que “viven en un país muy difícil” porque los llevan al juzgado por estar metiendo la mano donde no toca mientras muchos están medio muertos de hambre, hayan personas que muestran su apoyo y su comprensión, sin apoyar y comprender a todos los que en este país las están pasando bien jodidas.


La justicia lo dejaremos para otro día. De momento nos quedamos con nuestra compi yogui democracia.


Y entretanto los medios que deberían difundir, criticar e informar sobre estos hechos, se dedican a distraer al pueblo con dimes, diretes y demás historias de camerino de una formación que no les gusta porque a lo mejor, si llegaran al poder, se les acabaría el chollo.

PD: Empiezan a archivar causas del amigo López-Madrid. Igual es para que no salgan más cositas de nuestra “imprescindible” institución. Pero quizá, la justicia lo dejaremos para otro día. De momento nos quedamos con nuestra compi yogui democracia.

Compartir
Artículo anteriorEl aborto espontáneo
Artículo siguienteLos niños Palestinos como cebo en los medios
Rubén P.
Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse "por qué" es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse. Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

No hay comentarios

Dejar respuesta