Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo

De procedencias

África Huertas González (Historiadora y Técnico en Conservación del Patrimonio)

Ya anticipé en el artículo anterior Del pueblo a la ciudad el principal motivo que llevó a estas personas a desplazarse de sus lugares de procedencia al Municipio de Quart de Poblet concretamente y a los nuevos núcleos industrializados en general. La falta de trabajo en los pueblos del interior (por otra parte dedicados su economía especialmente a la agricultura) fue una de las causas principales de este proceso migratorio a favor de las zonas costeras e industrializadas, y sin embargo factor realmente negativo para el desarrollo de muchos de estos pueblos, que tuvieron que contemplar la marcha de la gran masa de población activa.

En el artículo de hoy conoceremos precisamente algunos de los lugares originarios de estos inmigrantes ahora parte del pueblo. En 1975 Quart de Poblet contaba con 17.937 personas inmigradas de otras provincias españolas del total de su población que alcanzaba ya la cifra final de 26.281 habitantes. Sin embargo ni siquiera ésta podía considerarse la cifra final, pues a este número cabría sumarle los hijos de estos y aquellos que habrían llegaron del interior de tierras valencianas. En este último caso Mª J. Teixidor de Otto (1978) establece un porcentaje total que ronda el 85,7% de la población quarteña con origen externo al Municipio de Quart de Poblet para estas fechas.

Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo

Siguiendo los datos anteriores podemos contemplar en la gráfica de manera visual la importancia real de este proceso, ya que casi el 70% de la población quarteña en 1975 se correspondía a personas llegadas de otros rincones de España, mientras que tan solo un 30% eran personas con origen en el pueblo. La cifra es asombrosa. Conocidos los datos veamos ahora de dónde procedía la mayoría de esta gente. Siguiendo la información que entrevistados y otros colaboradores han aportado de diversas formas he podido recoger una gran diversidad de pueblos de España, sin embargo el grueso de población instalada en Quart de Poblet procedía de Castilla La Mancha y Andalucía. Castilla La Mancha fue la primera en suministrar el mayor número de personas ya desde 1940, pero el porcentaje ascendió considerablemente llegado los años sesenta. Andalucía también perdió durante estas décadas del siglo XX un gran número de población.

A través de los entrevistados y de una publicación en Facebook en uno de los grupos que los vecinos de Quart de Poblet crearon y utilizan conseguí en poco tiempo un número considerable de pueblos de ambas Comunidades Autónomas que habían aportado la gran cantidad de nuevos vecinos. En poco más de unas horas había recogido casi un total de setenta pueblos distintos situados en Castilla La Mancha, pero también en Andalucía, Asturias, Badajoz o en tierras valencianas. Veamos a continuación el resultado obtenido.

Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo

Castilla La Mancha suministró un importante número de personas a lo largo de los años cuarenta y hasta más allá de 1975 con un flujo de individuos casi continuo. De hecho hemos llegado a anotar casi cincuenta pueblos diferentes de las tres provincias de Castilla La Mancha que más habitantes perdieron (y nosotros ganamos) como son Cuenca, Ciudad Real y Albacete. En el mapa podéis conocer y ver ubicados algunos de estos pueblos  de donde llegaron algunos de los inmigrantes castellano-manchegos que se instalaron en Quart durante este periodo de tiempo. Debo sin embargo advertir que ha sido casi imposible recoger realmente todos los pueblos tanto en el caso de Castilla La Mancha como Andalucía, pero que el simple hecho de haber conseguido la cantidad que puede verse en este artículo supone una información importante y bastante orientativa.

La concentración de pueblos del sur-este de Cuenca es más que evidente. La cercanía fue sin duda un punto importante en la mayoría de los casos. Cabe añadir en este punto en el que os encontráis que muchos de los vecinos instalados y procedente de otros pueblos había  sido ya vecinos en sus pueblos de origen. ¿A qué se debe esto? Los primeros en llegar y encontrar trabajo supusieron un primer contacto que rápidamente consiguió que conocidos, allegados o familiares se trasladaran a Quart de Poblet sabiendo que encontrarían trabajo a su llegada. Y así fue sucediendo. Esto explica también que en algunas calles del pueblo residan actualmente un importante número de personas que proceden de un mismo pueblo. Quart de Poblet fue elegido en muchos de los casos por encontrar allí a familiares o amigos que en algunas ocasiones ofrecieron sus casas para estos viejos vecinos que llegaban. Sobre asentamiento hablaremos más hacia delante.

A la provincia de Cuenca se le sumó algunas provincias andaluzas. Para 1975 los jienenses alcanzaban el 14’4 % del total de inmigrantes; los cordobeses, bastantes menos, solo alcanzaban el 3’9 %; también Sevilla, Málaga y Cádiz aportaron una pequeña parte. En 1970 un total de 21’3% de los inmigrantes en Quart de Poblet eran andaluces, una cifra muy similar cinco años después (Teixidor de Otto, 1978). Jaén fue sin duda la  provincia que más personas aportó al Municipio, y el pueblo de Villacarrillo especialmente. De los inmigrantes andaluces llegados un 42’2 % de ellos procedían precisamente del pueblo de Villacarrillo.

El caso andaluz fue algo distinto al caso manchego. Mientras que Castilla La Mancha aportó un gran número de personas desde principio de los años cuarenta hasta más allá de 1975, Andalucía no lo hizo. Los andaluces, bastantes menos que manchegos, fueron llegando en pequeñas oleadas no muy numerosas y especialmente durante los años sesenta. Así pues, mientras los castellano-manchegos no pararon de llegar con cierta continuidad durante treinta años, los andaluces no lo hicieron. Esto explica también la ubicación e instalación de muchos de estos andaluces a su llegada a Quart de Poblet y de lo que hablaré en otra ocasión. Igual que antes, a continuación se muestra un mapa de Andalucía y algunos de los pueblos que he podido ubicar en él.

Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo

A diferencia del mapa anterior el número de pueblos es bastante menor que el caso manchego. Además, precisamente por ser menor la  presencia andaluza en el pueblo me resultó más complicado encontrar personas a las que entrevistar y datos respecto a este proceso. Por tanto nuevamente advertir que de los pueblos recogidos es seguro que falte algunos más.

Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo
Ficha 11. Carmen López Moragon de Campillo de Altobuey, Cuenca (29 octubre de 1948)

Puesto que la gran mayoría de personas llegadas a Quart de Poblet desde otros lugares procedían de Castilla La Mancha y Andalucía no he incluido en esta investigación mucha más información acerca de aquellas otras personas que también se desplazaron del interior de la Comunidad Valenciana o de otras provincias, sin embargo quiero mencionarlas. Es el caso de algunos inmigrantes procedentes de la Comunidad Valencia como aquellos llegados de Utiel-Requena, Sueca, Chelva o Altura. Algunos incluso de localidades más cercanas como Aldaya o Manises. Estos abandonaban sus pueblos para dirigirse a las nuevas zonas industriales cerca de la capital que ofrecían empleo. En este caso los movimientos migratorios del interior de la Comunidad Valenciana hacia el área metropolitana de Valencia como ocurrirá en Quart de Poblet se producen desde los años veinte y especialmente tras la guerra civil. De Extremadura, Badajoz y Murcia también tenemos unos cuantos vecinos en Quart aunque en número mucho más reducido que en los casos anteriores. Algún caso más, pero excepcional fue de Asturias, Zamora o Teruel.

Memoria de los inmigrantes llegados a Quart de Poblet durante el franquismo
Ficha 007. Hermanos Huertas Navas de Arcos de la Frontera, Cádiz (1968)

No hay comentarios

Dejar respuesta