Los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan

Día de San Juan. Es el día de las hogueras, el fuego purificador, la noche mas corta del año, y la noche en que se piden todos los deseos delante de las llamas y mirando a la luna, con la esperanza que se cumplan. Y mi deseo es que por una vez en siglos, consigamos tener unos gobernantes que merezcamos, que sean profesionales, que sepan lo que hacen, que nos respeten, que no se rían de nosotros y que trabajen para los españoles y no que se dediquen a vivir de ellos. Porque los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan

En una semana se ha concentrado una cantidad de noticias que refleja hasta que punto es descarada esta casta de especímenes que se dedica a ningunearnos y a tomarnos el pelo de cualquier manera.


Las indemnizaciones por despido tributarán, es decir, que encima de cornudo, apaleado, y con eso te quedas y te lo pinto de color esmeralda.


Por un lado, nuestro querido partido en el gobierno ha anunciado una supuesta y maravillosa bajada de impuestos, bajo el nombre de reforma fiscal. Una reforma encaminada al populismo, a empezar la recaudación de votos de cara a las futuras elecciones generales y municipales que están al llegar.

Era de esperar, que después de las últimas elecciones en las que salieron bastante escocidos por su nefastas políticas, ahora quisieran enmendar de alguna manera todas sus meteduras de pata ofreciendo a la galería alguna medida de carácter populista.

Una reforma, en la que una vez más sale beneficiado el rico, o sea las rentas más altas, en la que las clases medias se quedan igual, y las más bajas con una ligera mejoría, pero que en ningún caso compensa las subidas que ya propició.

Las indemnizaciones por despido tributarán, es decir, que encima de cornudo, apaleado, y con eso te quedas y te lo pinto de color esmeralda. Y para colmo, tanto prodigar que las políticas de Europa eran la solución a todos nuestros males, ahora Europa no se puede creer estas medidas, con lo que para no enemistarse con sus queridos compañeros, no se mojan a la hora de afirmar que impuestos tocarán y subirán en el futuro, para compensar las pérdidas que provoque esta medida, sobretodo al descender el irpf de las clases más altas.


uno ya ni se sorprende, ya que el enchufismo es una cosa que por desgracia está al orden del día en este país


Lo dicho, hay que conseguir votos, ya que las europeas hizo mucho daño en el seno de nuestro querido partido del gobierno. Una vergüenza. Que no nos vendan gato por liebre. Los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan.

Por otro lado, un organismo como el Tribunal de Cuentas, cuya labor es la de fiscalizar a los partidos políticos y las instituciones públicas, lo que es lo mismo que decir que se encarga de que las cuentas de partidos e instituciones sean claras, sin desfalcos fiscales, sin robos, sin apropiaciones indebidas, sin financiaciones irregulares y un largo etcétera, es un nido de enchufismo de familiares de altos cargos y de ex altos cargos, y además es uno de los organismos que mejores sueldos presenta, siendo las mismas de 3000 euros de media.

Vistos así los datos, uno ya ni se sorprende, ya que el enchufismo es una cosa que por desgracia está al orden del día en este país, pero en este caso, es terrible el hecho de pensar que el organismo encargado de controlar está descontrolado. La imagen que da este organismo es lamentable.


tenemos que soportar como el ex monarca se tiene que convertir en aforado, para que la justicia no pueda hacer nada contra el.


Es imposible pensar que este organismo controle absolutamente nada cuando un centenar de personas de unas 700 están puestas a dedo, cumpliendo las directivas del padrino que les ha puesto en ese lugar. No me extraña que luego los partidos se financien ilegalmente, tengan dinero negro, cuentas en Suiza, sobresueldos, sobres, maletines, ERES, y un sinfín de causas irregulares y mafiosas que adornan la vida cotidiana de nuestro país.

Instituciones podridas que pretenden inculcar al ciudadano que ha de seguir las normas y regirse por la legislación actual, cuando ellos ni la cumplen. No, los españoles no nos merecemos estos especímenes.

Por último, el aforamiento exprés del rey. No tenemos bastante con que haga lo que quiera, con que acceda al puesto con el único mérito de haber nacido en el vientre adecuado, con que rescinda su labor cuando ha querido, sin más, con que herede el puesto su hijo sin consultarle a nadie, a pesar de que los ciudadanos pidan referéndum, consulta, votar acerca de una institución tan obsoleta y que aporta tan poco y que gasta tanto.

No, no tenemos bastante, que encima tenemos que soportar como el ex monarca se tiene que convertir en aforado, para que la justicia no pueda hacer nada contra el.

Es bochornoso que corran tanto en proporcionarle aforamiento cuando el magistrado que se encarga del caso de su yerno está a punto de dar a conocer sus conclusiones, si imputa a su hija la infanta o no, las consecuencias que le acarreará a su yerno todo este asunto. Desde luego no, los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan


Que no nos vendan gato por liebre. Los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan.


Es bochornoso que corran tanto en proporcionarle aforamiento cuando cada vez hay más voces que hablan de la colaboración del rey en el golpe de estado que puso en jaque al país, cuando tiene causas por supuestos hijos no reconocidos y un largo etcétera, y es más bochornoso aún que sea el partido que se encuentra en el gobierno, el que debería que velar por que la justicia fuera igual para todos, el que tenga tanta prisa, estrés y tenga tantas ganas de proporcionarle aforamiento. Y para colmo, ante una medida de tal envergadura, la oposición solo es capaz de abstenerse, y no tiene ni los bemoles ni la convicción para votar en contra, como sería su obligación.

En fin españoles, mi deseo este año por San Juan es que el fuego nos purifique, y por una vez nos de lo que los españoles merecemos, que es mucho, porque lo que sí está claro, es que los españoles no merecemos los especímenes que nos gobiernan.

Corrupción Marca España, S.A.

LA MENTIRA LIBERAL: De competencia y libre mercado

El Gobierno descontextualiza la desesperación

Compartir
Artículo anteriorCasualidades veraniegas
Artículo siguienteAmnesia global transitoria; la enfermedad de moda
Rubén P.
Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse "por qué" es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse. Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

No hay comentarios

Dejar respuesta