La trata de seres humanos a debate

Ayer tenía lugar una mesa redonda sobre la detección e identificación de víctimas de trata. El debate fue organizado por ACCEM y llevado a cabo en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid. Fiscales, ONGs y periodistas se dieron cita para poner en común aspectos sobre un problema internacional: la trata de seres humanos.

En total hubo dos mesas de debate. La primera se centró en la identificación de las mujeres víctimas de trata, mientras que la segunda lo hizo en los menores. Ambas coincidieron en la necesidad de aumentar la sensibilización y la formación social al respecto. Un pilar básico es la clara diferenciación entre’ trata de seres humanos’ y ‘tráfico de personas’. Mientras que en la primera las víctimas no dan su consentimiento y, por lo tanto, son explotadas, la segunda hace referencia al pago voluntario para recibir unos servicios. Los y las ponentes no se pusieron de acuerdo sobre quién debe promover la formación sobre estos conceptos. Vicente Calvo, representante de la Unidad Técnica de Policía Judicial, invitó a los medios de comunicación a que fueran ellos los que con el correcto uso del lenguaje desarrollaran una función educativa. Por su parte, las representantes de los medios de comunicación, Gabriela Sánchez y Ana Carbajosa, coincidieron al afirmar que esta no es una responsabilidad de los medios. El Gobierno y los ministerios son los encargados de desarrollar campañas para la concienciación sobre la trata de personas. Se han destacado ideas tan importantes como que la trata puede abarcar explotación sexual y laboral, o incluso, tráfico de órganos y mendicidad.

En España la ley para regular la trata de seres humanos se aprobó en 2010. Según Patricia Fernández, Fiscal Adscrita a la coordinación de extranjería, lo más importante de esta aprobación es que permite perseguir a los tratantes. Sin embargo, la coordinadora del Proyecto Esperanza, Marta González, ha añadido que actualmente hay una mayor protección para las víctimas pero hay que esperar a que estas se auto identifiquen. En la mayoría de los casos, la investigación y el seguimiento de una trata conllevan una inversión económica en formación y equipos. Por ello, y a pesar de los avances numerosas tratas no son descubiertas. Según Ana Carbajosa, a partir de su experiencia en las vallas de Ceuta y Melilla, afirma que hay casos muy claros de trata, e incluso muchos inmigrantes lo reconoces. Debido al desborde de los centros de estancia temporal (CETI) y las devoluciones en caliente, se pierden muchas oportunidades de detención. Como afirmaba el oficial de protección en España de ACNUR, Francisco Ortiz, interceptar a posibles víctimas lo antes posible es básico para evitar años de prostitución.

A pesar de todos los avances en el ámbito legislativo, en el social queda mucho por hacer. Nos encontramos ante una falta de información sobre quiénes pueden ser víctimas y como es la ciudadanía la que fomenta esta forma de explotación. La trata de personas es la tercera actividad que más dinero produce en el mundo. Estamos en contacto directo con ella en las principales calles de Madrid, en Montera o en la Casa de Campo. Para los medios de comunicación supone una fuente de publicidad y los prostíbulos se instalan en las entradas de muchas localidades. Sin embargo, los clientes no han sido educados para dudar sobre el trabajo de esas prostitutas. Vicente Calvo ponía el ejemplo de aquellos clubes donde las ventanas tienen rejas. Un indicativo de que es probable que ese lugar sea el escenario de una trata. Por ello, desde Francisco Ortiz ponía de manifiesto la necesidad de transmitir los indicios de explotaciones y denunciar cualquier caso posible.

Sin embargo, la sociedad española no cuenta con una base teórica que le permita enfrentar la prostitución o cambiar estereotipos. Muchas voces todavía sostienen que las mujeres son las culpables porque conocen la situación. En este debate ha faltado la visibilización y el punto de vista de las víctimas. Lo mismo ocurre a nivel gubernamental donde hay una ausencia de iniciativas para regular la situación de trata.

Pie de foto: En la Asociación de Periodistas de Madrid, durante la segunda mesa redonda. Bárbara Delgado

 

No hay comentarios

Dejar respuesta