La palabra nazi

La palabra nazi. Una palabra que me inspira respeto, pena, sufrimiento. Una palabra que me recuerda hasta dónde puede llegar la bajeza humana, el horror de la persona. Que me indica que la maldad de un humano puede llegar a no tener límite. Una palabra que me recuerda uno de los períodos más oscuros de la humanidad, y en el cual murieron millones de personas.

Según cuenta la historia, la palabra nazi se asocia a una tendencia política, en la cual no entra el respeto a las personas, a la procedencia, a las costumbres, al idioma ni tan siquiera a la vida humana. Una palabra que segó de raíz la vida de millones de personas simplemente por haber nacido de una madre que no cumplía los estándares que marcaban la palabra nazi. Una palabra que se debería tratar con respeto, que debería recordarse para aprender de ella, y que debería ser un referente de lo que nunca más en la historia de la humanidad se tendría que producir.


Uno de los últimos episodios acaecidos a este respecto, es el llamar nazis a los catalanes independentistas.


Pues no. Parece ser que está de moda y es una tendencia llamar nazi a toda aquella persona que no concuerda con los ideales de uno mismo. Todavía no soy capaz de entender, como la gente, y sobretodo los responsables políticos, pueden aparecer públicamente y llamar nazi a todos aquellos que no concuerdan con sus ideales. No entiendo cómo se puede usar esta palabra como un insulto superfluo, uno más del diccionario, un intento de ofender a alguien o a un grupo de personas, y que la persona que la ha usado salga indemne de dicha acusación. No entiendo como en este gran país, se pasa por alto llamar nazi a alguien, pero en cambio se llega a los tribunales por llamar imbécil a una persona. Es algo que se escapa a mi comprensión.

Voy a poner un ejemplo clarificador de todo este asunto. Uno de los últimos episodios acaecidos a este respecto, es el llamar nazis a los catalanes independentistas. Se puede estar de acuerdo o no con la postura de una parte de la sociedad catalana, e incluso se puede estar de acuerdo o no con un president que desde mi punto de vista es el peor de Catalunya desde que existe la democracia, y un absoluto incompetente, pero de ahí a llamar nazi a estas personas, me parece algo exasperante.


No se ha creado una guerra de ningún tipo, ni se ha invadido a ningún país, ni nadie le ha pegado un tiro en la nuca a nadie por no querer la independencia.


Que yo sepa, y resido en tierras catalanas, no se discrimina a nadie por su procedencia ni por su raza. No se discrimina al extranjero que viene de Erasmus, no se discrimina al español de otra comunidad o provincia que viene a buscar trabajo, no se gasea ni se quema al gitano, al homosexual, al discapacitado, al que no cumple los estándares de la raza.

No se ha creado una guerra de ningún tipo, ni se ha invadido a ningún país, ni nadie le ha pegado un tiro en la nuca a nadie por no querer la independencia. Se vota cada cuatro años a la tendencia política que más te convenza, sin que nadie te apalee por la calle por hablar castellano, o por ir a un mitin que más se ajuste a tus ideales.


Por favor, respeten más la palabra nazi. Por todo lo que fue, por todo lo que significo, y por todas aquellas vidas que segó.


No se experimenta en ningún hospital con las personas, ni se realizan investigaciones legal y moralmente prohibidas. Cualquiera puede visitar esta tierra, e incluso cualquiera se puede quedar a vivir en ella, igual que cualquiera la puede abandonar para volver a su tierra, o incluso ir a buscarse la vida a otra. No se queman libros de ningún tipo, ni se veta la cultura, bien sea española, europea o de cualquier otra zona.

No existe un servicio de inteligencia que te espíe, que te detenga en la madrugada por el simple hecho de no concordar con sus ideales, que te saque de la cama y te apalee, que te cuelgue en la puerta un letrero que ponga español.


Respeto, solo les pido respeto, hacia la gente que la vivió, y hacia la gente que la dirigen.


No señores. Por favor, respeten más la palabra nazi. Por todo lo que fue, por todo lo que significo, y por todas aquellas vidas que segó. No llamen a la gente nazis porque es lo primero que les viene a la cabeza, porque están faltando al respeto a millones de personas que murieron, a otros millones que sufrieron toda la barbarie que se creó, a todos los millones que perdieron familiares, sus casas, sus pertenencias, sus recuerdos, y todos aquellos millones de personas que desde que la palabra nazi entró a formar parte del diccionario no pudieron volver a dormir una noche entera,, y no pudieron volver a pasar un dia sin recordar aquel sufrimiento y aquel dolor que esa palabra les generó.

Respeto, solo les pido respeto por la palabra nazi y hacia la gente que la vivió, y hacia la gente que la dirigen. Sería una muestra más de su infinita incompetencia que si realmente la dicen sabiendo lo que significa, y convencidos que las personas a las que la dirigen cumplen todos los requisitos de esa palabra, permitieran que una tendencia así conviviera en el país que ustedes gobiernan. Y si no hay dicha tendencia, eso significa que su ignorancia, falta de dignidad y de respeto es mayor de la que nadie podría imaginar.

Europa se forjó y se acendra en la perpetuación de genocidios

Estamos en estado de indefensión política

Compartir
Artículo anteriorPosibles opciones para las europeas: podemos
Artículo siguientePlaneta Alaya 11 de Mayo
Rubén P.
Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse "por qué" es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse. Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

No hay comentarios

Dejar respuesta