La labor social de las redes sociales

Hoy nos gustaría comentar con todos los lectores de Liverdades uno de esos avances de la tecnología que han ayudado a muchas personas. Es cierto que en muchos de nuestros artículos hemos comentado como las redes sociales se nos han ido de las manos o, en muchos casos, cómo hacemos mal uso de ellas. Pero somos conscientes de como las redes sociales, en concreto Facebook, han ayudado a miles de personas a no sentirse solas, a conocer a personas y sentirse escuchadas y queridas.

En este artículo, queremos criticar la sociedad en la que vivimos, una sociedad de apariencias y estereotipos que a muchos les ha costado una vida de marginación y soledad no deseada.

El rechazo que han sufrido muchas personas, da igual el motivo puesto que son tan amplios y tan absurdos, da igual si es por su orientación sexual, por una enfermedad como el sida, por un trastorno psicológico o por problemas económicos han hecho que estas personas, cada vez, sintieran más complicado empezar de cero una relación, ya fuera sexual, de pareja o de amistad. Sin embargo, el anonimato de Internet ha facilitado mucho las cosas.


Facebook ha permitido que gente que tiene problemas para relacionarse pueda hacerlo desde el anonimato que le brinda su avatar o su foto de perfil, grupos donde encontrar gente como ellos, que le inquieta y apasiona lo mismo que a ellos.


Recuerdo que, hace unos años, alguien me comentaba que los amigos a veces no nos permiten crecer. Cuando nos hemos criado desde pequeños con ellos, siempre seremos de una determinada manera aunque cambiemos, si eres el chulillo del grupo cuando tenías 15 años, para ellos, te morirás siéndolo. Entonces, cuando aparece alguien que no sabe nada de ti y que puedes explicarle desde el punto en el que te encuentras ahora, que ya no eres un chulillo de barrio o un matón, sientes esa magia, esa sensación de que parece que lo conoces de toda la vida y que te falta tiempo para seguir contándole cosas.

Facebook ha permitido que gente que tiene problemas para relacionarse pueda hacerlo desde el anonimato que le brinda su avatar o su foto de perfil, grupos donde encontrar gente como ellos, que le inquieta y apasiona lo mismo que a ellos.

La tecnología ha permitido que cientos de personas que sólo tenían en común la soledad, se hayan conocido dejando la soledad como único punto en común y ganando intereses como la lectura, la pasión por viajar o el arte de la fotografía.


piensa siempre cómo las redes sociales han dado apoyo a todas esas personas a las que la sociedad les ha dado la espalda.


Personas que intercambian vivencias, cosas que no pueden contarle a su familia porque marcarían un punto y aparte en su relación, jóvenes asustados porque viven con sus padres homófonos y buscan consuelo en personas que ya han pasado por el trance de contarle a sus padres que son homosexuales, que les dan las claves para hacerlo y el apoyo de que si sale mal, tendrán un hombro donde llorar.

A veces, me pregunto amigos, cómo nosotros que somos tan inhumanos muchas veces, somos capaces, detrás de una foto anónima, de sacar nuestros mejores sentimientos por alguien que no conocemos, que no sabemos si nos cuenta la verdad, pero nos volcamos.

¿Has pensado alguna vez que hay cientos de personas que no tienen a nadie que les de los buenos días por la mañana cuando se despiertan y que cuando tu cuelgas en tu muro un sol y publicas en tu estado “buenos días a mis amigos de Facebook”, es la primera vez en el día que alguien les desea que tengan un buen día?.


La tecnología ha permitido que cientos de personas que sólo tenían en común la soledad, se hayan conocido dejando la soledad como único punto en común


Espero que después de leer este artículo seamos todos un poco más cívicos y nos dejemos de fotos amenazantes para aquellos que fríen tu Facebook con solicitudes de juegos, que seamos más tolerantes con las personas que etiquetan en sus fotos de gatitos a medio universo y, sobre todo, que jamás vuelva a salir de nuestra boca frases como “ya está la pesada de turno que publica hasta cuando va al baño”.

Es muy fácil criticar desde fuera, hay soluciones para todo, puedes bloquear las solicitudes de juegos en la configuración de tu Facebook, incluso, puedes determinar que Facebook no te muestre publicaciones de personas que “publican demasiado” pero, piensa siempre cómo las redes sociales han dado apoyo a todas esas personas a las que la sociedad les ha dado la espalda.

No hay comentarios

Dejar respuesta