La elección de un líder socialista
Fuente imagen: http://www.huffingtonpost.es/ EFE/LUIS TEJIDO

El socialismo español está en debate abierto, y lo está dentro y fuera de las sedes, lo está en la prensa y en la calle también.

La candidatura de Patxi López para dirigir el partido, presentada el domingo a mediodía, fue una sorpresa múltiple: no la esperaba la candidata oficial, Susana Díaz, no la esperaba la gestora, no la esperaba Pedro Sánchez y los que le siguen, y no la esperaban los militantes y simpatizantes.

Y después de la sorpresa ¿qué vendrá? Unos dicen que a quien más daño hace López es a Sánchez, quien hoy ha dicho que aún no ha tirado la toalla y que su decisión se conocerá  muy pronto. Las bases quieren una revolución interna y lo quieren a él para ese revulsivo, pero la maquinaria está en contra. El “aparato” no le dará una segunda oportunidad.

Pero si de elegir un líder a largo plazo se trata, ni Susana Díaz ni Patxi López ofrecen perfiles para regenerar y “levantar” al partido. La endogamia les impide presentar una carta definitiva en la mesa y perderán también la próxima partida. Van a saber lo que es el sorpasso.

El PSOE está vigilando el Santo Grial, pero parece que no quedará gente suficiente para la comunión. Unos cuantos se autoproclaman guardianes de la  esencia, pero el oficiante no tendrá a quién repartir el secreto que guarda en la copa sagrada. Desde las primeras primarias de los años noventa, parece que ha entrado en el socialismo el Partido Popular con una vara mágica, capaz de decidir cuándo, cómo, por qué, el qué y el para qué.

Es el primer partido de la oposición, sí, pero no dejó de serlo ni cuando gobernó. No parece que haya ocupado el banco azul del Congreso de los Diputados en la primera década de este siglo. Para algunos sectores conservadores, los años de Zapatero en la Presidencia fueron un fraude y un engaño maquiavélico, aunque el PP no acertó a explicar por qué tendría que ser un gobierno fraudulento.

Sabemos que los socialistas se esforzaron en demostrar que el gobierno de  Aznar mintió  sin éxito con el atentado de los trenes de Madrid en  marzo de 2004, pero, aun así, el PP no dejó de arremeter contra Zapatero durante esos dos mandatos socialistas intentando restarle legitimidad. Incluso hay una impresión que sobrevuela la mente de la ciudadanía consistente en pensar que, en realidad, no gobernó el PSOE durante 7 años, desde  el año 2004 al año 2011,  sino que lo hizo Zapatero por su cuenta y riesgo. Recordemos que ganó contra pronóstico el congreso socialista que lo eligió secretario general frente a José Bono, el candidato oficial, y las élites socialistas nunca creyeron en él. Fue vilipendiando en público y en privado no solo por el Partido Popular y sus dirigentes, sino también por los exdirigentes del PSOE.

Lo que ocurre con Pedro Sánchez nos recuerda a lo que ya vivimos con  José Luis Rodríguez Zapatero, que resultó ganador cuando nadie creía en él. Ahora es Zapatero quien va contra Sánchez, lo que ha provocado alguna que otra humorística crónica política en las últimas semanas.

© Áurea Sánchez.

2 Comentarios

  1. Susana Diaz con la liebre de Pedro Sanchez ya prepara el arroz.., porque ninguno de los dos tiene el cuajo suficiente por si mismo de llegarle a las barbas de Pedro Sanchez

  2. Patxi Lopez ahora de liebre.., desde siempre bajo los postulados PP acatando su doctrina sin oponerse a que españa 39 años dictadura., crimenes jusgados Cero patatero Alemania 12 años 2.283 condenados., Argentina con Siete años dictadura 1,600.,supera ampliamente los 78.185 euros,,. 10 años, recibirá esta pensión vitalicia que será exactamente de la mitad del salario del presidente de País Vasco en ese momento; actualmente superaría los 48.700 euros.

Dejar respuesta