La

El dueto de David Bisbal y Chenoa era uno de los momentos más esperados en el concierto de Operación Triunfo (OT). Revivir el tema ‘Escondidos’, con el que mostraron su amor hace quince años, fue de lo mejor de la noche en el Palau Sant Jordi. Aunque lo más comentado después no ha sido la canción en sí, sino la cobra que le hizo el almeriense a la mallorquina tras un sentido abrazo.

David Bisbal y Chenoa han tomado el testigo para entonar el famoso «Escondidos». La expareja se ha pasado la actuación abrazados, con miradas cómplices y con mucho contacto físico. En un pequeño parón Bisbal ha querido dejar claro que era un placer cantar con Laura: «Quiero decirte que siempre te he tenido mucho cariño, lo he tenido y lo tendré, ha sido un placer cantar esta canción contigo. ¡Qué se entere todo el mundo!». Ella no podía articular palabra y tardó unos minutos en reaccionar. «Ha sido un honor cantar contigo y quiero mucho a tu familia. Mando un beso a tu familia, con todos lo respetos».

Tras salir de la Academia de Operación Triunfo, Bisbal y Chenoa iniciaron una relación sentimental que hacía las maravillas de los seguidores del programa. Eran como el “Brangelina” a la española, la pareja ideal que se enamoró ante la atenta mirada de todo un país. El romance se truncó a los tres años en una sonada ruptura y desde entonces ambos emprendieron caminos muy diferentes.

22.11 de la noche. En el Palau Sant Jordi de Barcelona no cabe nadie más. 17.000 localidades vendidas. Entre los miles de asistentes, unos invitados de excepción: la mujer de David Bustamante, Paula Echevarría (39 años) con su hija Daniella, el presentador Jesús Vázquez (51) o la novia de Bisbal, la venezolana Rossana Zanetti (26), entre otros. De repente estalla la euforia. Rosa López (35), Chenoa (41), Natalia (33), Mireia (34), Verónica (38), Nuria Fergó (37), Gisela (37) y Geno (34) hacen su entrada triunfal al son de Lady Marmalade, como lo hicieran en su primer concierto juntas 15 años atrás. Las chicas de la primera edición de Operación Triunfo ataviadas con un look al más puro estilo de Moulin Rouge cantan, bailan y ponen a todo el público en pie. Esto es sólo el comienzo.

Durante los documentales que ha ofrecido Televisión Española de OT: El Reencuentro, se pudo ver cómo Bisbal y Chenoa se daban algún abrazo, pero aún así se mostraban bastante distantes y apenas intercambiaban palabras entre ellos. Aún así los organizadores del concierto sabían que sobre el escenario no podía faltar uno de los himnos de esa primera generación.

Al acabar la música llegó el turno de las palabras de los cantantes. “Antes de cantar la próxima frase, que la verdad es muy bonita si la analizamos todos. Quiero decirte, “Chenoa”, Laura, siempre te he tenido mucho cariño, te tengo y te tendré. Para mí ha sido un privilegio poder cantar contigo y revivir esta canción contigo. ¡Que lo sepa la gente por favor!”, le comunicó Bisbal. Acto seguido se fundieron en un caluroso abrazo. A la hora de separarse ella se lanzó hacia la cara de Bisbal para darle dos besos y éste retrocedió, lo que se conoce como hacer una cobra.

David Bisbal intentó seguir como si nada y le pidió a la que fuera su novia que dijera algo, a lo que ella confesó tener vergüenza. Para acabar, gritaron con el público uno de los versos más pasionales de la canción: “Mientras que hacemos el amor”.

Tras el batido de emociones que sufrió Chenoa, no quiso abandonar el escenario sin dedicarle también unas palabras a su compañero. “Para mí, que quede muy claro, también ha sido todo un honor cantar contigo, David. Te quiero mucho, y lo sabes. Y quiero mucho a tu familia que está por ahí, les mando un beso gigante con todo el respeto y el amor del mundo”.

Como era de esperar, este dueto fue de lo más comentado en las redes sociales por los espectadores que estaban siguiendo el concierto por televisión. Y, como suele ocurrir en este tipo de situaciones, hubo todo un aluvión de memes para todos los gustos. El fenómeno fan -el nuestro, el más español- no ha muerto. La noche de este lunes, el Palau Sant Jordi de Barcelona ha sido testigo de la intensidad con la que todo el país vivió hace ya 15 años el ‘talent show’ más exitoso de nuestra televisión. El reencuentro en el escenario de los 16 concursantes del primer Operación Triunfo ha vuelto a mover a las masas, a los fans más incondicionales, los que seguían a sus ídolos en autobuses alrededor de España. Este lunes, España ha vuelto a vivir momentos que quedarán tan marcados en su memoria como los que protagonizaron los jóvenes e inexpertos triunfitos hace más de una década. Y es que si una cosa ha dejado clara ‘El reencuentro’ es que esto se trataba de algo más que música: era la ocasión de volver la vista atrás y emocionarnos.

No hay comentarios

Dejar respuesta