La cara B de las redes sociales

Hace pocas semanas nuestras redes sociales se inundaban de un vídeo totalmente macabro, un joven se grababa en la Diagonal de Barcelona dando una brutal patada a otra joven totalmente gratuita que estaba hablando con otra joven tranquilamente.

Lo que para este caballero empezó como una gracia que subir en sus redes sociales acabó transformándose en uno de los vídeos más virales de los últimos tiempos y con más repercusión, que hizo enfurecer a los usuarios de las redes sociales que quisieron seguir compartiendo este vídeo pero, esta vez, no para que el protagonista se hiciera famoso y consiguiera ser un blogger de éxito al que las marcas  no paran de llamarle para ofrecer dinero a cambio de publicidad en sus vídeos, no, esta vez, la comunidad de Internet se unió para poder dar viralidad a un caballero sin respeto y sin educación y que la policía pudiera identificarle y que pagara por la agresión, repetimos, más que gratuita a la joven a la que pudo partir el tobillo.

El caballero del vídeo y sus amigos que le acompañaban en esta hazaña tan curiosa y poco entretenida estaban en Barcelona de fin de semana, siendo vecinos de Talavera de la Reina, tras el revuelo tan negativo que su vídeo había causado en las redes sociales y viendo las orejas al lobo, los caballeros borraron sus perfiles en las redes sociales para intentar así protegerse y dificultar la tarea de identificación del vídeo por parte de las autoridades.

Para todos aquellos que no sepan de que estamos hablando compartimos el vídeo de los hechos.

Ahora mismo, ha quedado en libertad con cargos y se le imputa una falta de vejaciones injustas y el juez espera el parte médico de la joven que podría añadir también un delito de lesiones.

Esta noticia es un claro ejemplo de dos cosas, la solidaridad de los usuarios de las redes sociales que, impactados por el acontecimiento tan brutal y gratuito, quisieron ayudar con un simple compartir o RT para que las autoridades se pudieran poner manos a la obra y localizar a este señor. Y, segundo, que las redes sociales tienen un alcance ilimitado y sorprendente que puede salirte muy bien o, como al protagonista de este vídeo, que le salga bien cara la broma.

Por eso y, dicho sea de paso, recordamos como profesionales de las redes sociales, la importancia de educar a los más jóvenes de los peligros de las redes sociales aunque, en este caso, el gran alcance haya sido de ayuda para las autoridades, es importante que sepan que una simple foto en su Facebook puede dar la vuelta al mundo en cuestión de horas y que sepan valorar qué pueden y qué no subir a las redes sociales.

1 Comentario

  1. no falta razón en tildar de “burro” al que hizo tan burrada (criminal, por supuesto). Pero la otra cara de las redes sociales esta en el control que las superestructuras toman del ciudadano, cada vez mayor y más invasivo. Y tiene poco remedio; será mejor prender a nadar sabiendo que nuestra IP está vigilada siempre. Un saludo.

Dejar respuesta