In memoriam: José Luis Castañeda Hernández

¡ADIÓS, QUERIDO PRIMO! LLEVA NUESTRO AMOR HASTA EL CIELO.

Y el futuro nos regaló un pasado.

La fría tecnología trajo calor a nuestros corazones.

José Luis Castañeda, José Luis el de tía Basilia, no era mucho más que un nombre; eso sí, vinculado a otros nombres queridos que ya solo vivían en nuestro recuerdo.

Y un verano, por fin te vimos: “¡Igualito a Tía Basilia!”, comentábamos divertidos.

Y entonces empezamos a quererte.

Buscando vínculos, comenzamos a tender puentes: “¡Es hermano de Morelos!”, apuntaba uno; “¡qué guapo Morelos!”, recordábamos las mayores.

Y así van pasando los años, mientras vienes y te vas uniéndote a tu pasado, uniéndonos a nuestro pasado.

In memoriam: José Luis Castañeda Hernández

Y apareciste con más frecuencia gracias a la magia del Facebook. Tú mantenías vivos nuestros lazos con América; nos ayudaste a colocar Santo Domingo en el mapa familiar. Nos llevaste de la mano por Las Terrenas y Santiago; conocimos a tus hijos, acunamos a tus nietos y hasta compartimos alguna de tus pantagruélicas comidas, recuerdo sin duda de las maravillosas dotes culinarias con las que, de niños, nos regalaban el paladar tu madre, “abuelita-tía Basilia”, y su hermana, “abuela Juana”. Y te seguimos queriendo.

Y ahora te marchas lejos, para disfrutar tú solo de los riquísimos dulces de la una y de los aromáticos guisos de la otra. Y correrás como un loco a abrazar a tu adorado primo Francisco, Papá, que te acogerá con los brazos abiertos y esa dulce e infantil sonrisa suya que tanto añoramos.

Y ahora tocará añorarte y echarte de menos también a ti.

Cuando llegues allí, no olvides darles nuestro abrazo.

No hay comentarios

Dejar respuesta