Hay que ir a votar

Semanita de elecciones. Quedan 6 días sin contar hoy, y los datos de abstención, son escandalosos a estas alturas. Si nos paramos a reflexionar, es complicado establecer porque son unos datos tan abultados, dada la situación del país y de la política de hoy en día. Por ello, queremos intentar aportar nuestro granito de arena, y aportar razones por las cuáles todo el mundo debería salir en masa a la calle y votar el próximo Domingo, ya que consideramos que estas elecciones son más importantes de lo que nadie imagina. Es por ello que creemos que hay que ir a votar.


Hay que ir a votar porque la situación del país es crítica.


– El voto es un derecho. Independientemente  de tu ideología política, de sentirte más afín o menos a los partidos políticos existentes, es tu derecho. Un derecho adquirido, un derecho que depende de uno mismo, un derecho que nadie le tiene que otorgar a nadie, sino que es tuyo solo por el hecho de ser ciudadano Español, y un derecho que se ejerce cada 4 años, y que nadie te puede arrebatar.

– Es el momento de expresar todo aquello que se ha estado reclamando en la calle, de reclamar todas las injusticias que se han cometido sobre nosotros, de reclamar lo que es justo, de premiar el trabajo bien hecho y de castigar el trabajo mal hecho.


Hay que ir a votar porque nos han mentido.


– Porque los políticos actuales se escudan en una mayoría absoluta obtenida con el voto de los españoles para hacer lo que les da la gana, justificando sus actos con que el grueso de la sociedad española ejerció su derecho al voto y decidió que gobernaran a sus anchas, sin dar explicaciones a nadie ni en rueda de prensa, ni en otro medio, haciendo y deshaciendo a su antojo, y todo por que la gente depositó su confianza en ellos. Es el momento de darles un toque de atención y explicarles que igual que se confió, se puede desconfiar fácilmente.

– Porque la situación del país es crítica. Se ha dado la oportunidad a los actuales gobernantes de intentar enmendar la situación, y lo único que se ha conseguido es ir a peor. Más paro, trabajo más precario. Es el momento de expresar que queremos un cambio, en la política, en la manera de hacer las cosas, y que los años que quedan de legislatura serán un examen diario hasta el día de la próxima votación que será el examen final.


Hay que ir a votar porque no se puede permitir que te impongan leyes y te prohíban tomar tus propias decisiones


– Porque nos han mentido. Nos han mentido en el programa electoral de las pasadas elecciones, se han pasado por el forro las necesidades de la gente, han hecho todo lo contrario de lo que dijeron en su programa, y de todo lo que criticaban como oposición, y encima lo han hecho con soberbia, y en muchos casos casos con nocturnidad y alevosía con decretos aprobados en tiempo récord y sin prodigarlo en exceso.

– Porque no se puede permitir que te impongan leyes y te prohíban tomar tus propias decisiones por sus creencias religiosas, que aunque sean las mayoritarias, hay gente con las que no tienen porque estar de acuerdo, y por ello uno no tiene que ser cohibido, juzgado y obligado a acatar unas decisiones que van en contra de sus creencias, solo por el hecho de tomar decisiones populistas para conseguir o afianzar unos cuantos votos más.

– Porque se están cargando nuestra magnífica sanidad, nuestra educación, porque cuando nos pongamos enfermos no vamos a tener dónde recurrir y nuestros hijos van a tener una educación vana y en muchos casos dirigida, obviando realidades históricas que es básico aprender para no volver a caer en los mismos errores del pasado.


Hay que ir a votar porque no nos escuchan, nos ignoran


– Porque no nos escuchan, nos ignoran, solo escuchan los mercados, el dinero, y lo que vive en este país y a lo que gobiernan son personas, personas de carne y hueso.

– Porque basta ya de que nos roben, de que lo oculten, de que se escondan y no asuman sus responsabilidades. Porque basta ya de que nos tomen el pelo.

– Porque hay alternativas, hay posibilidades. Hay partidos jóvenes, noveles, que pueden aportar mucho, tanto de izquierdas como de derechas. Porque hay que darles la oportunidad a la gente formada, con ganas, ideas, y porque introducirlos en el trajín político les puede dar la experiencia necesaria para saltar a la palestra más adelante y coger las riendas del país con una política joven, renovada, formada y mirando más por las personas. Démosles la oportunidad.


Hay que ir a votar por tus hijos, por tus padres, y sobretodo por ti mismo.


– Porque es el momento de acabar con esta política de dos. Porque hay que conseguir que la política sea nuestra, que decidamos. Que nos gobiernen y no que se repartan el pastel, que se acabe el yo te apoyo para que tú luego me devuelvas el favor, para acabar con la vista gorda en los casos de corrupción y favoritismos, y para que las cosas se hagan bien de una vez, le pese a quien le pese.

En definitiva, hay que ir a votar.

Por tus hijos, que puedan estudiar, por tus padres, para que no les toquen más la pensión por todos los años que han pagado, por todos tus conocidos en paro, para que se solucione ya esta lamentable situación, por aquellas personas allegadas enfermas, para que se les administre el tratamiento más adecuado a su enfermedad y no el más económico, y por ti, sobretodo y lo más importante, por ti, porque tú decides, porque el futuro es tuyo, y porque dependiendo de lo que salga el Domingo, decidiremos si queremos un futuro más próspero, real, y mejor para todos nosotros, o si simplemente, por no hacer el esfuerzo de parar en el colegio electoral al salir de casa, preferimos que todo siga igual, que nada cambie, y que nuestro futuro sea más negro que un trocito de carbón.

Porque soy socialista

Hacia un [E]stado de gratuidad

Mas que primavera del empleo, otoño de la verdad

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta