Estrategia dictatorial errónea
Ojo pestaña la que se ha liado en Madrid cuando el ayuntamiento planteó el cambio de la calle dedicada a Millán-Astray por “Avenida de la Inteligencia” (esto obviamente en referencia a la famosa frase que incluía un “¡viva la muerte!”).

El caso es que poca gente esperaba esas manifestaciones en plena Puerta del Sol, a gritos de “Fuera Carmena”. Más de uno, visto lo visto y exagerándolo un poco, seguro que se replantearía su estrategia para mantenerse en el poder. Igual se podría haber hecho de otro modo.

¿Seguro que la guerra civil terminó en el 39?

No hay comentarios

Dejar respuesta