¿Estamos ante una Segunda Guerra Fría?
Fuente: http://www.letraslibres.com/

Sí, sé lo que estás pensando al leer este título y sé que has entrado pensando que la persona que hubiera escrito esto es que estaba loca, pero, por favor, lee todo antes de reafirmarte.

Comencemos con un breve análisis histórico. Justo antes de la Guerra Fría entre EEUU y la URSS, en Europa se había dado un auge de la extrema derecha racista y las dos superpotencias militares, una vez se unieron para combatir los genocidios que causaban, vieron el potencial la una de la otra, lo cual hizo que desconfiaran e iniciaran una serie de mejoras militares en estado de tensión, que vino acompañado también de una “guerra” por el desarrollo aeroespacial y la conquista de la Luna.

Volvamos ahora, pues a la situación actual. La expansión de Rusia, de igual forma a como pasó durante los años 20 y 30 del siglo pasado, se está dando ahora, con la ocupación de gran parte de Ucrania y la victoria de los candidatos pro-rusos en Moldavia y Bulgaria, países de la antigua URSS. Además, la extrema derecha se ha fortalecido, como entonces, en toda Europa, en Francia, Austria, Hungría, Holanda e incluso Alemania.

¿Habría guerra económica también? De hecho, ya la hay. EEUU lleva años compitiendo económicamente tanto con China como con Rusia, y no sería para nada raro que ambas potencias económicas se unieran contra EEUU en una situación de confrontación, lo que derivaría en la caída del primer puesto mundial de la potencia norteamericana, que tanto desean.

¿Quién representa entonces a los genocidas? En este caso, la potencia asesina contra la que ambas pelean militarmente la representaría el autodenominado Estado Islámico o Daesh, que amenaza a toda Europa.

Como punto extra, simplemente quiero recalcar que entraría en juego Corea del Norte, que vive su propia guerra fría, armándose hasta los dientes contra realmente nadie sabe quién; y que también hay una carrera espacial, para ver quién llegará primero a colonizar Marte.

Analizando todo esto, no cabe más que pensar que todo está preparado para que haya una segunda guerra fría, de la que, y en ello estoy seguro, no llegarían a participar ni Trump ni Putin, al menos como presidentes. Claro que, por supuesto, y en eso la historia nos da también la razón, que se repita una situación no tiene por qué derivar en el mismo resultado.

Sólo el tiempo nos dará o nos quitará la razón.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta