Elpidio Silva y los vetos del PP

Es curioso. El PP es capaz de vetar de manera irrevocable cualquier tipo de iniciativa que implique cualquier investigación, pero en cambio el caso del juez Elpidio Silva va viento en popa a toda vela.


Quizá sería un ejercicio de democracia que hubieran personas especializadas, lejanas a cualquier afiliación política y que no estuvieran ligados a ninguna ideología política que no fuera la del ejercicio de su profesión


Efectivamente. El PP ha vuelto a hacer uso de su inconmensurable mayoría absoluta para hacer lo que le da la gana cuando le da la gana, y sin ningún tipo de vergüenza ni decoro. Me resulta increíble que tal como está todo, lo mal que lo está pasando todo el mundo y con la situación actual, no sean capaces de hacer un ejercicio de cordura, y con un poco de honor hacer un ejercicio de democracia y aceptar sendas líneas de investigación sobre dos casos de interés público, como es su financiación, puesta en entredicho gracias al señor Luís Bárcenas, y un episodio tan oscuro de la historia moderna de este país como es el 23 F. Personalmente, opino que el que calla otorga.

Lo que resulta increíble y sorprendente, es que no haya un juez capacitado, con todos los poderes necesarios, para actuar delante de tales despropósitos. Quizá sería un ejercicio de democracia que hubieran personas especializadas, lejanas a cualquier afiliación política y que no estuvieran ligados a ninguna ideología política que no fuera la del ejercicio de su profesión, para de manera autónoma y objetiva poder encausar a todas aquellas personas que considerara necesario, como en este caso el Partido Popular, por su corrupción y por su financiación irregular.

Curiosamente, cuando más movimiento había en las cuentas de su partido era cuando se acercaban fechas electorales, como en estos momentos. Pensar o suponer que un partido político va a votar y va a abrir una línea de investigación contra ellos mismos, es como suponer que un paracaidista profesional se va a tirar de un avión con las cuerdas del paracaídas cortadas y además a sabiendas de ello, una estupidez.


“Ocultar hechos y más hechos, no condenar el pasado que está claro que fue lo que fue”


Por otro lado, también rechazan la apertura de una línea de investigación por un episodio tan oscuro como es el del 23 F. Claro que, un partido político como el PP, con las raíces que todos conocemos, cuyo fundador fue un loado ministro franquista, y que todavía no ha sido capaz de condenar todos los actos del franquismo, y que parece que uno de sus objetivos en esta vida es entorpecer a toda costa la investigación de la memoria histórica, el sacar a la luz los actos lamentables y paupérrimos de un régimen como el franquista, el permitir que todos los familiares de sus víctimas puedan encontrar a sus familiares y darles un descanso digno rodeado de todos sus antepasados, y dar a conocer a todos las vergüenzas del régimen que todos en familia alaban, pues repito, es normal que rechacen la apertura de una investigación de unos acontecimientos en los cuáles parecen haber más implicaciones que las conocidas hasta la fecha, sobretodo después de la publicación del libro La gran Desmemoria de Pilar Urbano.


un país donde el manda el chorizo, donde el ciudadano da igual que se muera de hambre


Ocultar hechos y más hechos, no condenar el pasado que está claro que fue lo que fue, y una dictadura es consabido que no puede ser buena en ningún caso, lo único que provoca es aumentar y distanciar la fractura existente en este país desde hace años, y que una opción política sea la más pura representación del pasado en vez de tener ideología propia. Solo esperemos que como decía mi madre, tiempo al tiempo, y a todo cerdo le llega su San Martin (sin aludir a nadie).

Por último, tenemos el caso del juez Elpidio Silva. El único juez que ha tenido los redaños y bemoles de encausar a un directivo de una caja o banco en quiebra, con la ley en la mano, una institución que Europa ha tenido que rescatar, por dar dinero a toche y moche, regalar los préstamos, dar dinero a amiguetes en función de lo que propusieran los mandamases, algo que está reflejado aquí y allá, un señor que siendo directivo de un banco vivía a todo lujo, safaris, cacerías, veleros, yates, ferraris (vamos, todo lo que tiene un directivo cualquiera, y sobretodo cuando su institución quiebra, y encima lo tienen que pagar todos los Españoles), pues decíamos, que Elpidio Silva, después de tener los redaños de mandar a la cárcel a semejante elemento, pues no, se vuelven las tornas, por todos los amigos e influencias políticas que tiene el personaje, y el tipo de las narices (sí, el señor Blesa, un buen cantimpalo) sale en libertad, y el señor Elpidio Silva acaba encausado, y seguramente inhabilitado por luchar contra elementos así. Estupendo.


un país donde el político es un mentiroso, que es capaz de venderte el oro y el moro solo para salir elegido, y después hacer todo lo contrario sin ningún tipo de pudor ni vergüenza


¿Qué imagen da este país?. Pues sí, esa misma, un país donde el manda el chorizo, donde el ciudadano da igual que se muera de hambre, se quede sin sanidad, se le baje la pensión, no tenga trabajo ni pueda cobrar ningún tipo de prestación, donde los jueces que encausan y mandan a la cárcel a chorizos, son juzgados después mientras los chorizos son puestos en libertad para que disfruten de todo lo que robaron y de sus lujos, un país donde el político hace lo que le da la gana, mirando solo por sus intereses y su futuro, sin importarle un carajo ni el ciudadano ni sus intereses o necesidades,  un país donde el político es un mentiroso, que es capaz de venderte el oro y el moro solo para salir elegido, y después hacer todo lo contrario sin ningún tipo de pudor ni vergüenza, y un país donde el ciudadano permite todo esto, de manera inexplicable, y donde el Sálvame llena la cuota de televisión los Viernes y durante la semana mientras toda la gente sabe quien se fornicó a quien, pero no sabe quien le robó el dinero que tenía en el bolsillo. Una imagen lamentable. Y mientras jueces como Elpidio Silva, al cajón. 

Gana Pedro Sánchez, pierde Susana Díaz. Gana la militancia, pierde el aparato

Las peras del olmo. Matar puede ser divertido (Fredric Brown)

El parto

Compartir
Artículo anteriorEl destrozo de la sanidad
Artículo siguiente¿Intento de guerra mundial?
Rubén P.
Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse "por qué" es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse. Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

No hay comentarios

Dejar respuesta