Que levante la mano el que, cada vez que ha oído que tocará votar el 25 de diciembre, no ha pensado en que este fuese el menú navideño en casa de los abuelos…

Mirándolo por el lado bueno (si lo tiene), al menos la gente que tuvo que emigrar fuera, con suerte si viene a España a ver a la familia, podrá pasarse por el colegio electoral y no vivir del Voto Rogado.

Poco comentario a añadir…

No hay comentarios

Dejar respuesta