El impacto de Twitter

Cuando a algunos de nuestros clientes les informamos y asesoramos sobre el impacto que tienen las redes sociales siempre ponemos ejemplos de grandes marcas que ya han vivido alguna experiencia traumática con las redes sociales, por eso, siempre hacemos mucho hincapié en el cuidado y mimo de estas herramientas que pueden ayudar de gran manera a las empresas o las marcas pero que con una mala gestión pueden hacer un daño irreparable a una empresa.

Hoy queremos comentar con todos los lectores de Liverdades un claro ejemplo en el que se demuestra que twitter puede ser un enemigo brutal hasta para marcas consolidadas.

Os ponemos en situación para los que no sepáis de qué hablamos.

A más de que muchos de los lectores de Liverdades sean también seguidores del programa de éxito Gran Hermano Vip, hoy será el protagonista de nuestra crónica.

La princesa del pueblo, Belén Esteban, entró a Gh Vip con un presupuesto que, en principio, ya destrozó los corazones de muchos de los habitantes de nuestro país, pues se filtró en Internet que, por cada semana que la Esteban concursara, se embolsaría la cifra de 65.000 euros.

Las constantes acciones polémicas de Belén Esteban la han convertido, en las redes sociales, en la bruja del pueblo, pasando así a ceder su corona de Princesa del Pueblo por un gorro cochambroso de bruja mala malísima.

Era de esperar que, en su programa Sálvame, la defendieran con uñas y dientes pero se han pasado demasiado,  hasta tal punto que Twitter ha pedido encarecidamente que Sálvame pague por todas las defensas que, manipulando, han hecho a su co-presentadora.

En poco tiempo, entraron en la lista de TT #ApagónSalvame y  #BoicotSalvame.

A parte de la polémica que la directora del programa Sálvame había ocasionado haciendo unas declaraciones muy polémicas sobre Belén pidiendo apoyo, terminaron de desatar la locura de la audiencia y Twitter prendió fuego.

Ya no valía con que Sálvame perdiera audiencia, ahora había que atacar directamente a las marcas que se anuncian dentro del espacio publicitario de Sálvame, así que atacaron a marcas como Nivea o Lo Monaco, intentando conseguir algo que en nuestro país ya se vivió y, además, no nos extraña pero en la misma cadena con La Noria, un programa conducido por Jordi González que terminó su emisión cuando todas las marcas retiraron la publicidad de La Noria.

A día de hoy, no sabemos el impacto que esto ha tenido a las marcas que se anuncian en Sálvame, aún es pronto para poder medirlo, lo que sí sabemos es que el primer día de boicot a Sálvame en las redes sociales, hizo que el programa perdiera 100.000 espectadores, una cifra muy importante para un programa que, en principio, tiene un target de audiencia que en no “manejan” las redes sociales con tanta frescura.

Como podéis ver, Twitter ha declarado la guerra a Sálvame y, por supuesto, a Belén Esteban y parece ser que esto traerá mucha cola.

Las redes sociales siguen sorprendiéndonos y siguen demostrando que tienen un impacto muy fuerte en nuestra sociedad.

Sin entrar a debatir si programas del tipo de Sálvame o Gh Vip merecen o no este trato hostil, nos queda muy claro que es mejor cuidar y mimar las redes sociales si no queremos acabar con la cabeza llena de “pájaros mosqueados”.

No hay comentarios

Dejar respuesta