DUI, un final de Berlanga
Fuente imagen: https://www.publimetro.com.mx/

Dicen que Puigdemont, como en “El verdugo” de Berlanga, sufrió en los momentos anteriores a la DUI. Que llegó plantearse dejarlo y convocar elecciones. O a proponer dimitir y que se hiciese cargo Junqueras, que no lo aceptó. Una dura toma de contacto con la realidad, con que el hecho de que los actos tienen consecuencias.

Sin ánimo de molestar, me permitiré un pequeño juego, una recreación recordandola genial película.

La ilusión, el anzuelo

atrapado

Viernes de DUI

Una triste paz posterior…

Nacionalismo manipulador y respuesta asertiva

Rajoy siempre gana…

No hay comentarios

Dejar respuesta