El drama de la política en España y la fiesta del pijama del PSOE
Fuente: http://www.elespanol.com/

La situación política en España es alarmante a la vez que un auténtico drama. Vamos a cumplir el octavo mes sin gobierno tras dos elecciones.


Quizá por nuestra costumbre a sufrir y aguantar el daño que nos provocan con indiferencia estamos en la situación que estamos.


Y lo que parece que es la única solución es una abstención, para permitir gobernar a un individuo que ha sido el peor presidente en la democracia española, infestado por casos de corrupción por todos sus costados, y que ha aplicado las peores políticas sociales y represivas desde que nos encontramos en democracia provocando más desigualdad social y miseria en un país sufridor por naturaleza.

Quizá por nuestra costumbre a sufrir y aguantar el daño que nos provocan con indiferencia estamos en la situación que estamos.

El bloqueo institucional es latente. Todo el mundo se llena la boca con la palabra diálogo, debate y comprensión, pero las presiones son generalizadas y el miedo a perder la poca credibilidad que queda a los partidos de este país está provocando uno de los ridículos más grandes a nivel europeo y prácticamente mundial.


Todo esto se está convirtiendo en una orgía de la irresponsabilidad, un drama de la política en España, que ya veremos a que consecuencias nos lleva.


Ora aparece Zapatero dando la suya, ora Rubalcaba, ora un tweet, ora un tertuliano claramente colocado por determinados intereses defiende a capa y espada lo indefendible.

Todo esto se está convirtiendo en una orgía de la irresponsabilidad, un drama de la política en España, que ya veremos a que consecuencias nos lleva.

Desde mi humilde punto de vista, muy pocas opciones hay ya en este panorama.

Unas terceras elecciones no es opción. Sería humillante, catastrófico a nivel económico, político y social.

Los resultados son los que son, gusten más o menos, y no se pueden hacer elecciones hasta que aparezca un resultado mágico que resuelva la papeleta de los que cobran por solucionarla. Señores, seamos serios.

Como políticos, ha llegado el momento de que se mojen, y asuman las responsabilidades de sus actos, pasados y presentes y dejen de hacer el canelo. Así de claro, así de simple.


O toca abstención y que gobierne el PP y Rajoy, renunciando a todas las creencias de progreso y situándonos en una situación espeluznante de recortes y represión.


 

El panorama es sencillo, contra todo pronóstico. Es tan simple como creer en la ideología a la que representa cada uno, y a partir de ahí obrar en consecuencia.

  • O toca abstención y que gobierne el PP y Rajoy, renunciando a todas las creencias de progreso y situándonos en una situación espeluznante de recortes y represión.
  • Formar un gobierno acorde a la ideología de progreso y social, que determinados partidos utilizan para llenarse la boca, y asumir sus consecuencias, por el pueblo.

Una vez conformado un gobierno, la manera de ganar votos, mantenerse y poder justificar la decisión, es obrar en consecuencia y por una vez, ser fiel al programa electoral y a la ideología que dicen representar. De esta manera, nadie perderá y sobretodo ganará el pueblo.

El PP es lo que es, sin trampa ni cartón. No engaña a nadie, o quizá sí, pero estos ya están engañados por otros muchos medios.

Ciudadanos se ha quitado la careta. Más que drama, tragedia.


Formar un gobierno acorde a la ideología de progreso y social, que determinados partidos utilizan para llenarse la boca, y asumir sus consecuencias, por el pueblo.


 

Primero pidiendo vicepresidencias con unos, y ahora todavía no sabemos que habrá solicitado. Está claro que Ciudadanos sólo busca el poder, da igual cómo y con quién.

Ha anulado todo lo que decía representar y el único cambio que aporta es mantener lo mismo pero con diferentes caras.

Tampoco da mucho sobre lo que hablar.

Podemos está en supuesto. Tercera fuerza, a la expectativa de entrar o no siempre que se cumplan las políticas sociales y de progreso que desean, y si no es posible a ejercer la oposición.

Y por fin llegamos al kit de la cuestión. PSOE. Otro drama de la política en España. La actitud del PSOE empieza a ser cuanto menos crispante.

Esta actitud de “esto no va conmigo” es ya desquiciante. Es el grupo que tiene la decisión de quién va a gobernar este país.

Ser la segunda fuerza en importancia, es lo que tiene.


No ayuda absolutamente a nadie la fiesta del pijama del PSOE que está viviendo esta formación.


Llega un momento que te tienes que mojar.

Y después de dos elecciones consecutivas, te obliga a ello.

No ayuda absolutamente a nadie la fiesta del pijama del PSOE que está viviendo esta formación.

Lo que está viviendo el PSOE no es un debate.

Un debate se realiza de puertas para adentro, se expresan las opiniones, se realiza una votación y se adopta una postura. No pueden ser estas apariciones esporádicas, como la de Zapatero, Rubalcaba, Felipe González, etc etc…

Si las personalidades históricas del partido quieren aportar su opinión y aconsejar, que lo hagan a su candidato de puertas para adentro, pero este mareo, esta incertidumbre a la sociedad, a sus votantes, a los ciudadanos que confían en la izquierda para recuperar el bienestar en este país es una auténtica falta de respeto.

La política y la sociedad evolucionan, y es misión de sus responsables, aquellos que se han presentado a una elección dar respuesta a las necesidades de la población.


Provocar unas terceras elecciones será castigar al pueblo español más de lo que todavía está, corriendo el riesgo de sentenciarlo con una mayoría del PP.


Los debates pasionales y según intereses particulares se los podemos dejar a los tertulianos y los programas dedicados a ello, pero por responsabilidad y respeto a los ciudadanos, estas personalidades deberían evitar estas apariciones, porque están dando una imagen de división y de que cada uno va a la suya, que ofrecen un flaco favor a su partido y sólo están consiguiendo que la sociedad de este país cada día esté más desencantada de la política y de esta imagen de que “aquí mandan todos pero no se soluciona nada”.

A partir de aquí, Pedro Sánchez y los suyos tienen la solución en sus manos.

O se abstienen, renuncian a su ideología, hacen el ridículo y firman su sentencia permitiendo un gobierno de Rajoy, o se mojan, pactan con Podemos gobierno y apoyos con diferentes grupos buscando un gobierno de progreso, y de esta manera justifican su postura e intentan llevar a este país a una senda social.

Provocar unas terceras elecciones será castigar al pueblo español más de lo que todavía está, corriendo el riesgo de sentenciarlo con una mayoría del PP.

Un acto de irresponsabilidad que sería difícil de olvidar.

Señores del PSOE, respeto por su ideología, responsabilidad para con el pueblo español y valor y valentía para hacer lo que tienen que hacer.


CDC se queda sin grupo. Esto más que drama, es comedia. Apoya al PP en la presidencia de la mesa del congreso bajo “una supuesta promesa de obtener grupo”, y una vez conseguido el objetivo se mofan en su cara y se lo deniegan.


Son la oposición, la izquierda de este país, actúen como tal.

Para acabar de rematar este entrañable espectáculo español, no puedo dejar de hablar de dos hechos más:

CDC se queda sin grupo. Esto más que drama, es comedia.

Apoya al PP en la presidencia de la mesa del congreso bajo “una supuesta promesa de obtener grupo”, y una vez conseguido el objetivo se mofan en su cara y se lo deniegan.

Mucha independencia, y apoyan al partido que más impedimentos pone para realizar un referéndum, y una formación que ha sido capaz de confabular de manera sibilina y aprovechando su puesto de poder para hundir a dicha formación y el supuesto proyecto catalán que defiende, difundiendo información falsa y vanagloriándose de ello.

Todo para conseguir unos millones de euros.  Una vez que se quedan sin grupo, recurren al Constitucional, el mismo que hace unos días han obviado para seguir adelante con sus planes independentistas.

Una muestra más de ridículo, hipocresía y falsedad política, y sin duda argumento más que corrobora la crisis política y democrática que estamos viviendo en este país.


Sin gobierno hace 8 meses, y el rey de vacaciones. Eso sí, esperemos que como dijo en la toma de fotos estivales en Mallorca, tan imprescindible y vital en estos momentos, tenga un momento para encontrar y disfrutar “del salitre tan necesario”.


Por último, el rey afirma vivir un “verano atípico”.

Eso sí, sigue yendo a Mallorca a disfrutar de sus vacaciones en esta crisis institucional sin precedentes, sin mostrar un mínimo de interés permaneciendo en Madrid y asumiendo su rol de “jefe de estado”.

Sin gobierno hace 8 meses, y el rey de vacaciones. Eso sí, esperemos que como dijo en la toma de fotos estivales en Mallorca, tan imprescindible y vital en estos momentos, tenga un momento para encontrar y disfrutar “del salitre tan necesario”.

Una muestra más de su imprescindible papel en la dinámica de este país.

Definitivamente el drama de la política en España es constante.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta