Diferentes grados de presión

Que levante la mano el que haya conseguido no escuchar diez minutos seguidos en cualquier telediario o debate, algo relacionado con la presión que recibe Pedro Sánchez para dar su apoyo al PP.

Y es que Sánchez ha dejado claro que su NO es inamovible, y por tanto, por mucho ruido que escuche, no piensa cambiar de opinión.

De todos modos, aunque sea un poco, estas cosas las tienes que notar, y me pregunto si no habrá tenido la tentación de decir “¡venga, que si, que os apoyo pero me dejáis en paz, cansinos!”

Yo con esa presión, habría apoyado en la investidura, incluso a mi gato…

No hay comentarios

Dejar respuesta