Derechos constitucionales

Artículo 35 de la Constitución Española:

1. Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo.

2. La ley regulará un estatuto de los trabajadores.

 

Artículo 39 de la Constitución Española:

1. Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.

2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad.

3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda.

4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos.

 Artículo 41 de la Constitución Española:

Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.

Artículo 43 de la Constitución Española:

1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.

2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.

3. Los poderes públicos fomentarán la educación sanitaria, la educación física y el deporte. Asimismo, facilitarán la adecuada utilización del ocio.

 

Artículo 47 de la Constitución Española:

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.

Derechos constitucionales

Hace tiempo que me ronda por la cabeza revisar los derechos que pactaron en el año 1978 los políticos que llevaron a este país a una democracia, de la que todos pudimos empezar a disfrutar después de largos años de dictadura y de privilegios para una “casta” en el poder fiel a un régimen dictatorial.

Hoy me he permitido poner la atención en algunos artículos de nuestra constitución, en la que se detallan algunos de estos derechos que tenemos como ciudadanos en este país, y que a veces parecen no tenerse en cuenta ante situaciones que ocurren a través de sentencias judiciales en el caso de desalojo de viviendas en situaciones de precariedad para estos ciudadanos.

En estos artículos se habla de cuatro puntos básicos de derechos que nos otorgaron y que son patrimonio nuestro:

  1. Trabajo
  2. Sanidad
  3. Protección al menor (incluso internacionalmente)
  4. Vivienda digna

Y es bajo mi opinión personal, que creo que el mejor programa político que nos beneficia a todos está explicado en este viejo documento. En él, se refleja claramente lo que necesitamos, lo que nos obliga como responsables de una comunidad y lo que se compromete este estado, sea del partido e ideología que sea, a llevar a cabo una vez esté al mando de las riendas del poder.

Es por eso que todo es más sencillo de lo que complicadamente nos quieren hacer creer. Se trata de derechos humanos de los ciudadanos, y para llevarlos a término se han establecido durante estos largos años, organismos oficiales con gran cantidad de personal humano para llevarlos a cabo.

En ningún momento he leído que la Banca tenga prioridad sobre la ciudadanía para pasar sobre estos derechos y privarnos a las personas.

Esta semana, una vez más, hemos oído la mala gestión que han hecho los banqueros, concretamente de la entidad Bankia , con la utilización de las tarjetas “Black” gastando millones de euros en varios años. No sólo es indecente por el gasto, sino por donde se utilizaron (artículos de lujo). Por eso hace tiempo que se oye decir que el sector de las ventas y consumidores de productos de lujo había crecido durante la crisis.

De qué están hechos moralmente estos “tipos”, porque no se les puede llamar personas ya que de esta forma insulto a los que lo somos. Es evidente que carecen de ética, pero además con qué cara inculcaban a sus trabajadores en sus directrices de protocolos para cuando fueran modestos autónomos o particulares a pedir préstamos, para poder financiarse en proyectos de negocios para salir adelante, ya que no encontraban trabajo y veían la posibilidad de montar una cafetería o un modesto taller, etc. entre otros negocios.

Es increíble que a diario veamos desfilar delante de nuestros ojos imágenes de políticos que tengan tanta desfachatez en no reconocer el dolor que están causando toda esta tropa de mafiosos, que solo se ayudan entre ellos y que los ciudadanos en una posición de vulnerabilidad, ya sea por falta de medios económicos, de asistencia sanitaria, de ayuda a niños con carencias o de pérdida de viviendas, ni siquiera se dignen a reconocerlo.

Ayer fue la manifestación de este nuevo partido, ideología compartida, hechos que se verán con el tiempo, pero las personas que allí estaban no sólo eran jóvenes con ímpetu de cambio, también había maduros como yo que queremos recuperar lo olvidado.

Por la noche vi un coloquio en la Sexta, sobre los temas políticos de la semana. Fue bochornoso, un ring donde los defensores de los dominantes golpean ideas de aires nuevos. No los soporté más de un par de horas ya que el sueño me venció, además de absurdas secuencias donde una diputada enseñaba “tweets” que decía que le enviaban con amenazas e insultos, y que ella ya daba a entender que eran enviados por personas de ideología de Podemos. Yo pensé, ¿no será de tu mismo partido para liarla más?

En fin, me he alargado mucho y no quiero ser tan pesada, a ver que nos depara la semana que viene esta convulsa situación.

No hay comentarios

Dejar respuesta