Conversaciones con Enrique 6/12/2014

Querido amigo:

 El otro día, no recuerdo dónde lo escuche, pero decían que un país está mejor gobernado cuando no hay mayoría en el parlamento, y me parece que es verdad, porque hay que hacer pactos puntuales y para pactar todos tienen que ceder un poco.

El sr. Rajoy sigue con el enfrentamiento. Bueno, él y el sr. Mas. Se han quedado sin argumentos y se han enrocado en unas posiciones antagónicas que parece que no conducen a nada. Siguen sin explicar el verdadero contenido de las cosas.

Ha nombrado ministro al sr. Alonso. Espero que no sea sólo por su cara de niño bueno y por sus actitudes que algunas veces representa junto a Floriano y compañía. Esas que me recuerdan a viejos falangistas aunque con trajes de nuevo corte, por no comentar el proceder de la sra. Vicepresidenta, que también me recuerda a una chica de la sec. femenina, también con traje de nuevo corte. Esperemos que el nombramiento sea por sus aptitudes.

 Se me quitan las ganas de todo, y ya lo hemos hablado alguna vez como nos han engañado con esto de la democracia. Pensábamos que los que se presentaban lo hacían por afán de servicio y de ayudar a organizar este tinglado de país, pero se han dedicado, cuando nos hemos relajado un poco, a expoliar la sanidad, la educación, la cultura y…. No, la democracia es otra cosa. La tenemos que controlar nosotros y controlar a los que manejan nuestros intereses de todo tipo. Nos han engañado diciéndonos que no nos preocupáramos porque ellos se encargaban, y vaya si lo han hecho. Siempre te digo lo de la chapuza de las autonomías. ¿Tan complicado es lo de un estado federal? No vamos a ser los primeros.

 Ya ni me sorprende que sigan intentando tomarnos por idiotas. ¿Qué le vamos a hacer si así son más felices? Se han quedado sin argumentos y sólo nos intentan envolver en problemas banales pensando que nos tienen con la atención desviada. Qué tristes. Todavía no se han dado cuenta que de ser cierto lo del joven Francisco Nicolás tendrían que dimitir todos. O es muy inteligente, y por lo tanto habría que contratarlo. O se les ha colado por la gatera y les ha hecho un descosido. Eso sí, nos llenan de desmentidos pero siguen en sus butacones.

Ahora envían a los sicarios de la pluma a rebuscar para ver si encuentran en los demás algo que se asemeje a lo que tienen entre sus filas. Que mediocridad. Te lo digo otra vez, ¿por qué no buscan argumentos que los dignifiquen? Me parece que el sr. Rajoy y sus consejeros han entrado en una espiral de despropósitos y tendrían que convocar elecciones y dejarnos decidir cómo queremos que se hagan las cosas.

No conozco el expediente académico del Sr. Eduardo Inda, pero me parece que en “ética periodística” no debió de avanzar mucho. Es una impresión que me da después de oírlo otra vez arremeter sin ningún pudor a todo lo que se mueva un poco a la izquierda de PP. Sigue haciendo una demagogia innoble. No haga usted como antaño, que  nos querían convencer que los comunistas nos iban a quitar  y a nacionalizar todo, porque ya vale de meter miedo. Soy un minúsculo grano de arena para él y no vale la pena perder tiempo conmigo, ya que además con todo el aparato editorial y su inteligencia periodística me destrozaría en unos segundos. El problema es que después se alza como paladín de la anticorrupción. Ya, el otro día te lo comenté, pero huele tanto, que… creo que también pertenece a la misma clase que los Alonso, Floriano y demás. Yo debo de ser poco inteligente y sigo comentando sus formas.

 Un periodista o una persona que parece que se sienta orgullosa de que le demanden, no me inspira mucha confianza. No sé quién lo colocó en el puesto que esta. Igual yo soy el equivocado, aunque disimula muy bien y me toca pedir disculpas, cosa que haría con mucho gusto.

El pasado 23 de Noviembre, se cumplió el primer aniversario de la muerte de

Enrique Cerdán Tato, para mí un hombre bueno, para otros no sé.

Un saludo amigo.

No hay comentarios

Dejar respuesta