Comprar un ordenador portátil

Comprar un ordenador portátil puede ser una tarea más difícil de lo que pensamos, muchas veces en las grandes superficies, los dependientes o vendedores, rotan de un departamento a otro y no son especialistas, muchos cobran en función a sus números de venta y comisiones y, ninguna de estas dos cosas, ayudan en muchos casos a que el cliente final haga la compra que necesita y se gaste el dinero justo.

Por supuesto, esto solo pasa en algunos casos y somos conscientes de la gran cantidad de profesionales que están más que preparados para ayudar en el proceso de venta y la elección de su equipo informático a un cliente.


Comprar un ordenador portátil puede ser una tarea más difícil de lo que pensamos


Pero es cierto que en muchos casos, las políticas internas de las grandes superficies y los altos objetivos de venta que exigen a sus vendedores hacen que muchos de ellos se vean entre la espada y la pared y acaben, en muchos casos, aconsejando los productos más caros.

Para evitar casos así queremos dar una serie de tips para que vayamos a la tienda con la “lección aprendida”.

En el mercado hay muchas marcas diferentes que, a su vez, tienen muchos modelos diferentes con multitud de prestaciones y orientados a un público en concreto.


El tema de la RAM sube mucho el precio de los ordenadores


Como es normal, no todo el mundo entiende de ordenadores, por eso, queremos dejaros unos consejos para evitar pagar más por un dispositivo que a lo mejor no es lo que necesita un usuario de a pie.

Lo más importante que tenemos que mirar para elegir nuestro portátil es su autonomía, puesto que cuando nos decidimos por un portátil y no por un ordenador de sobremesa suele ser, indiscutiblemente, porque el portátil puede trasladarse sencillamente sin necesidad de vivir atado a la corriente eléctrica. Actualmente, los últimos dispositivos, pueden ofrecer una autonomía de hasta nueve horas.


En el mercado hay muchas marcas diferentes que, a su vez, tienen muchos modelos diferentes con multitud de prestaciones y orientados a un público en concreto.


Para cuidar lo más posible nuestra batería recomendamos que, siempre que el ordenador este utilizándose en casa y sea posible, se extraiga la batería y se enchufe a la luz eléctrica sin ella, así evitaremos restar horas de vida a la batería cuando no sea imprescindible.

La dimensión de la pantalla será también algo a tener en cuenta, dependerá mucho, por supuesto, del uso que se le vaya a dar al portátil pero recuerda que los modelos actuales suelen tener conectividad HDMI y con un cable, con un precio aproximado de 15 euros, podrás enchufar el portátil a tu TV, si esta también es actual.

De esta forma puedes, a lo mejor, ahorrar unos euros por el tamaño de la pantalla, si sólo harás un uso de él básico y, a la hora de ver series o películas, lo conectes a tu televisor de forma que ya no necesites una pantalla excesivamente grande.

Además de la elección del tamaño de la pantalla debes elegir si esta la prefieres mate o brillo. Las pantallas de brillo son las más similares a las televisiones pero son más susceptibles de reflejar y que, en muchos casos, la utilización del ordenador sea molesta si tenemos, por ejemplo, una ventana detrás.


Lo más importante que tenemos que mirar para elegir nuestro portátil es su autonomía


El tema de la RAM sube mucho el precio de los ordenadores pues se trata de una pieza fundamental para el rendimiento de tu portatil así que, para que elijas lo que necesites y no pagues más de lo necesario, te hacemos una reflexión.

Para la mayoría de las tareas que realiza un usuario de a pie con 2Gb tendrías suficiente y, normalmente, los ordenadores portátiles actuales salen de serie con 4GB. Sin embargo, si el uso que le vas a dar a tu recién adquirido portátil está destinado a trabajos de diseño gráfico, edición gráfica, edición de vídeo o un uso continuado de videojuegos de última generación, tu RAM deberá de estar por encima de los 8GB y, además, tener una tarjeta gráfica con un mínimo de 2GB dedicados.

Otro punto importante será la capacidad del disco duro. Encontrarás algunos modelos con dos discos duros, esto incrementa considerablemente el precio, piensa realmente el uso que vas a dar a tu ordenador, seguro que con un disco duro de 500Gb puedas apañarte divinamente y jugar con el uso de discos duros externos.


La dimensión de la pantalla será también algo a tener en cuenta


Piensa que si, en un futuro, necesitas más capacidad, el precio de los discos duros externos ha bajado bastante y, además, es bastante más seguro que tus datos o archivos importantes estén divididos en dos dispositivos, por si uno, en un momento determinado, sufre un error de gravedad.

Y, uno de los consejos más importantes, sea cual sea el ordenador que al final elijas, es que con junto a él, en el mismo momento de su compra, adquieras una bolsa o maleta protectora para él.

Lo ideal es que compres una adecuada a su tamaño para que quede ajustada y uno de los materiales más recomendables, si no quieres que sea rígido, son las fundas de neopreno.

Esperamos que con estos consejos, la ardua tarea de decidirse por un dispositivo u otro, te resulte algo más sencilla y te enfrentes al momento “tienda” con tus conceptos mucho más claros.

No hay comentarios

Dejar respuesta