Cine: Magical Girl

Si pudieras tener un poder mágico, ¿Cuál desearías?

Alicia (Lucía Pollán) desea el vestido oficial de una serie japonesa de dibujos animados que le encanta. Le hace sentirse mágica. Alicia es una niña de doce años. Con una vida difícil. Su deseo también es cumplir trece años. Su padre (Luis Bermejo), desea e intenta por todos los medios conseguir el sueño de su hija. Su último sueño.

Bárbara (Bárbara Lennie) es una mujer que parece indescifrable. Compleja. Extraña. Su marido (Israel Elejalde) es  algo menos raro. No está claro lo que desean.

Damián (José Sacristán) fue el profesor de Bárbara. Tiene un pasado y un presente misterioso. Tampoco se sabe seguro lo que desea.

Steve Jobs en su famoso discurso en Stanford habló de aquello de unir los puntos. Pues bien, esta historia nos da puntos y señales que tenemos que conectar. Se trata de  personajes que están al borde de precipicios. Aunque algunos precipicios no se vean. Aunque paseen por ellos como si fueran caminos llanos. El ejercicio del espectador es atravesar la superficie de los habitantes de Magical girl para ver qué hay detrás. Imaginar que hay detrás de puertas cerradas.

Hace pensar. Una historia donde casi nadie sonríe, parece que nunca hayan sido felices. Unos personajes que parecen tranquilos pero les pasan muchas cosas. Es una atmósfera turbia que presenta personas que parecieran comunes a primera vista, pero la primera vista dura poco. Son algo extrañas. Tienen mucha carga psicológica. No sé entienden del todo, por eso los personajes te acompañan cuando acaba la película. Tu cabeza busca alguna explicación. La película es un relato con secretos que el espectador ha de completar. Asombrosa en la misma cantidad que lúgubre.

Se va narrando un rompecabezas que mantiene alerta al que lo ve. No hay un momento para mirar los WhatsApp ni para ir al baño en la película. No quieres perderte nada.

El director, Carlos Vermut ha hecho un ejercicio de alta imaginación que resulta hipnótico. De profunda oscuridad a la luz del día. Es cine de autor. Independiente. Íntimo. Y negro. Lleno de primeros planos de emociones contenidas. El misterio y la realidad de la cinta te gusta y te perturba. Enigmas revolotean por la atmósfera de la película. Te lleva por un camino tenebroso. Una obra de arte inquietante que llega a un lugar profundo del espectador. No sabría decir si al corazón o a la razón. Todos somos como un puzzle que vamos construyendo mientras vivimos, ¿encontraremos todas las piezas para armarnos enteros?

No hay comentarios

Dejar respuesta