viernes, 15 diciembre 2017
Reflexiones paseando a Mao - Alberto Vila

Reflexiones paseando a Mao - Alberto Vila

Alberto Vila

CCEE, Analista Político, Experto en Comunicación Institucional y RRPP, Formador. Colaborador de diversos medios digitales. @Reseneka

En esta batalla mediática, aculturiza que algo queda

En esta batalla mediática, aculturiza que algo queda

España se encuentra bajo el efecto del estruendo de los medios distrayendo a las gentes con cuestiones menores. Alentando el odio. Es el ruido mediático que procura ensordecer y hacer inaudibles los lamentos que se elevan desde las salas de urgencias.
El discurso de Rajoy, Baudelaire y el elogio del olvido

El discurso de Rajoy, Baudelaire y el elogio del olvido

Cuando el estupor invade la mente de las personas de este país, frente a las palabras del presidente del  Gobierno, cuando expresan una España que no existe. En su carácter de máximo dirigente del PP,  partido inmerso en el centro de todas las tramas de corrupción y latrocinios. Ello podría hacernos pensar que nadie del periodismo sepa confrontarlo con su inaudita, cuando no perversa, forma de ignorar las consecuencias de sus políticas y decisiones. Ni siquiera la prevista secuencia de preguntas, pactadas con el selecto grupo de medios afines, puede aliviar la serie de “incoherentes” argumentos dados por Rajoy en cada conferencia de prensa.
La expresión de la queja perfecciona al sistema

La expresión de la queja perfecciona al sistema

La sociedad está alarmada. Expresión de ese estado es la queja. El Gobierno se haya con la legitimidad erosionada por los procesos de corrupción. Tal vez por ello ha procurado aplicar correctivos para sustituir su credibilidad. Cree disponer así de más poder efectivo. Olvida que si bien este es atributo de la autoridad, se equivoca en su posición. Porque si se vacía de contenido ético al ejercicio del poder, se incursiona en el territorio de la decepción y la desconfianza. Lo cual terminará alentando mayores expresiones de queja.
Las prerrogativas y la vulneración de los valores democráticos

Las prerrogativas y la vulneración de los valores democráticos

Mariano Rajoy sabe que puede hacer lo que le venga en gana. Los diputados del “susanismo” se lo permiten. Pedro Sánchez intenta disimularlo, aunque la realidad se le impone una vez sí y otra también: no controla al PSOE. De allí que haya puesto en marcha una campaña de declaraciones y propuestas más o menos interesantes, aunque poco o nada efectivas, para resolver los acuciantes problemas de la gente. En tanto, Pablo Iglesias aguarda que la realidad deje a cada uno al desnudo. Será un invierno duro y probablemente caliente. La evidencia del uso de prerrogativas puede manifestar la sensación de impunidad que domina a los herederos de las ventajas de la denominada “transición”.
La España S.A está rompiendo a la España de los ciudadanos

La España S.A está rompiendo a la España de los ciudadanos

El gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado un decreto para facilitar que las empresas se vayan de Cataluña. Es otro disparate más a la sucesión de desaciertos que esta gente está cometiendo.
La ausencia de talento, los pícaros y los partidos oportunistas

La ausencia de talento, los pícaros y los partidos oportunistas

En la actualidad, según unos, los proyectos Podemos en la izquierda y, según otros, el de Ciudadanos en la derecha, son oportunistas. Sólo desean, por razones diferentes, aprovechar las debilidades de los actores del bipartidismo de la Transición. Apropiarse de sus espacios. Terminar con unos actores. Pero el recambio que aguardan los españoles exige al talento como requisito. ¿Son oportunistas Ciudadanos y Podemos, o han llegado para quedarse?
La banalización de la corrupción

La banalización de la corrupción

Manuel Chaves, ex presidente de la Junta de Andalucía, acaba de pedir su absolución en el caso ERES. Su razón es porque "ni conoció ni pudo conocer las supuestas irregularidades" vinculadas a la tramitación de estas ayudas sociolaborales
Europa es cautiva del terror con daños colaterales

Europa es cautiva del terror con daños colaterales

Las muertes producidas en Barcelona son inaceptables. La solución militar o represiva nunca ha resultado efectiva a lo largo de la historia. Tampoco lo fue en este caso. España se ha implicado más en una guerra que ya la castigó. "No a la Guerra". Hemos vuelto a pagar por algo que nos es lejano. De nada le sirven a las víctimas y a sus familiares las manifestaciones de solidaridad desde los centros que crearon y aún financian al monstruo. Europa es cautiva del terror.
La época que nos trajo hasta donde estamos

La época que nos trajo hasta donde estamos

Hasta ahora, antes de que la Infanta siguiera sentada en el banquillo, la creencia era que el señor Rato puede hacer lo que le plazca. Así, el Tribunal Supremo postergó hasta después de las generales su decisión en el conflicto. Rodrigo Rato es amigo de sus amigos.