sábado, 21 julio 2018
Reflexiones paseando a Mao - Alberto Vila

Reflexiones paseando a Mao - Alberto Vila

Alberto Vila

CCEE, Analista Político, Experto en Comunicación Institucional y RRPP, Formador. Colaborador de diversos medios digitales. @Reseneka

Recuperación de la función política del vecindario

Recuperación de la función política del vecindario

Desmasificar es la clave del nuevo modo de hacer política. El desconcierto entre los representantes de la vieja política, creída en que la concentración de medios de comunicación bastaba para el control del pensamiento, es evidente. No han logrado neutralizar a estos modos más “humanos” y directos de construir propuestas políticas.
La responsabilidad indelegable por los actos de gobernar

La responsabilidad indelegable por los actos de gobernar

El mandato de formar gobierno no se delega. La ignorancia de la situación procesal de sus “investigados”, no exime al señor Mariano Rajoy de sus responsabilidades. Sus constantes justificaciones, ponen a España en el sitial internacional de la vergüenza.
Atentos a la vanguardia equívoca

Atentos a la vanguardia equívoca

Las corporaciones que integran los oligopolios del IBEX35 necesitan mantener el statu quo. La nueva derecha, calificada erróneamente como “liberal”, hace tiempo que está esforzándose por encontrar la figura del líder, o lideresa, que “insertar” en la mente de los votantes.
La parábola de los ciegos

La parábola de los ciegos

El presumible estado de cosas en que ha vuelto a quedar el escenario político e institucional catalán, deja a las claras que, pasado el fervor de la noche electoral, la situación persiste en una trabazón que obligará a las partes a evitar otra vía de radicalización.
Las prerrogativas y la vulneración de los valores democráticos

Las prerrogativas y la vulneración de los valores democráticos

Mariano Rajoy sabe que puede hacer lo que le venga en gana. Los diputados del “susanismo” se lo permiten. Pedro Sánchez intenta disimularlo, aunque la realidad se le impone una vez sí y otra también: no controla al PSOE. De allí que haya puesto en marcha una campaña de declaraciones y propuestas más o menos interesantes, aunque poco o nada efectivas, para resolver los acuciantes problemas de la gente. En tanto, Pablo Iglesias aguarda que la realidad deje a cada uno al desnudo. Será un invierno duro y probablemente caliente. La evidencia del uso de prerrogativas puede manifestar la sensación de impunidad que domina a los herederos de las ventajas de la denominada “transición”.
Los Kapos y los abanicos

Los Kapos y los abanicos

Las condiciones generales en las que se están desarrollando los diversos asuntos en España, tanto sociales, políticos, económicos o laborales, hacen necesaria una profunda reflexión que permita explicar lo que, a ojos de la buena gente de este país, resulta poco explicable. Por ejemplo, que nos gobierne una minoría representada por una fuerza política sospechada como “organización corrupta” en varios casos en curso.
La corrupción y los promotores del miedo

La corrupción y los promotores del miedo

Una sociedad temerosa es incapaz de sobreponerse a los autoritarismos. También es la expresión de su derrota si se entrega sin luchar. Si bien es cierto que cuando la impunidad es generalizada, por ejemplo, o cuando la administración de justicia queda en entredicho, el desanimo cunde y los miedos atenazan
Todo normal

Todo normal

Luego del 26J, la normalidad en España ha cambiado. Tanto en ética institucional como en el conflicto de intereses con el que nos despertamos un día sí y otro también. La corrupción es un estado “normal”. La sospecha en que la administración de Justicia incurre en aparentes decisiones cuestionables, no es ajena a este ajuste. Esta nueva normalidad abarca desde las más altas instancias hasta el más simple de los votantes.
El fin de la ingenuidad

El fin de la ingenuidad

Mariano Rajoy, al parecer ya libre de las inocuas servidumbres parlamentarias, acaba de informar a la mayoría de españoles que ya se han terminado los tiempos de las tonterías retóricas emitidas desde la ingenuidad o la perversión falaz.